Técnicos del Jardín Botánico-Histórico de La Concepción de Málaga capital están ensayando la eficacia de un nuevo tratamiento contra el picudo rojo que ataca a algunas especies de palmeras en todo el Mediterráneo.

Durante años se han llevado a cabo tratamientos satisfactorios con insecticidas químicos contra el picudo rojo, pero con la nueva normativa que impone el Real Decreto sobre el Uso Sostenible de Fitosanitarios, la aplicación de éstos queda limitada.

Por este motivo, los técnicos ensayan un método de control de picudo rojo novedoso con endoterapia, para lo cual han contado con la colaboración de la empresa cordobesa Fertinyect. El método que lleva a cabo esta entidad se basa en la realización de inyecciones directas del insecticida al tronco a baja presión y alto volumen, que impide que el producto caiga al exterior, aprovechándose el cien por cien de éste.

Desde el Ayuntamiento han recalcado en un comunicado que, de este modo, hay una mayor "eficacia y rentabilidad", ya que se consiguen efectos más duraderos, "llegando a proteger la palmera hasta cuatro meses con una sola aplicación". Además, no supone un riesgo para la salud de las personas, animales y medio ambiente. Este hecho lo hace compatible con las disposiciones del RD 1311/12.

El control de la plaga del picudo rojo ha sido una de las tareas en las que el personal de estas instalaciones se ha empleado más a fondo en los últimos años, un hecho que "ha permitido la conservación en este entorno de la mayor colección de palmeras que existe en Europa", con 100 especies diferentes provenientes de todo el mundo. El Jardín Botánico-Histórico alberga en total 2.500 especies diferentes de plantas en sus jardines temáticos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.