La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha afirmado este miércoles en sede parlamentaria que la Consejería "continúa reemplazando" el 100 por cien de las plazas de médicos que quedan vacantes por jubilación forzosa a los 65 años, a diferencia de lo que está sucediendo en otras comunidades autónomas, "en las que en muchas de ellas sólo se está cubriendo el 10 por ciento".

El pasado año finalizaron su formación en Canarias 246 especialistas, 30 enfermeros especialistas, 207 en especialidades médicas, tres en radiofísica, dos en psicología clínica y cuatro en farmacia hospitalaria.

En este punto, Brígida Mendoza afirmó que "en este contexto, el Gobierno regional ha contratado a 105 nuevos médicos, lo que ha supuesto un importante esfuerzo económico en el marco de los continuos recortes realizado por el Gobierno central".

Ha dicho también que en 2013 finalizarán su formación 228 especialistas, de ellos a 31 de mayo finalizarán 218 especialistas —27 enfermeros,*dos*psicólogos clínicos, 9 en farmacia hospitalaria,*tres de radiofísica y 177 en especialidades médicas— y, a lo largo del año, hasta diciembre de 2013, está previsto que terminen su formación 9 médicos más, lo que hace un total de 186 médicos especialistas en 2013.

En cuanto a las jubilaciones, desde el 1 de enero al 25 de mayo de 2013, se han jubilado un total de 270 profesionales. De ellos, 125 médicos y 145 profesionales de otras categorías. Este dato representa el 2,2 por ciento respecto a la plantilla total de médicos que en este momento trabajan en las instituciones sanitarias del Servicio Canario de la Salud.

Aplicación de la ley de presupuestos

Según la consejera de Sanidad, "el Servicio Canario de la Salud ha aplicado en estas jubilaciones tanto la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2013 como el Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio, y ambos afectan no sólo a los médicos del Servicio Canario de la Salud sino a la totalidad de los funcionarios".

Las jubilaciones de los profesionales mayores de 65 años se han realizado de conformidad con el Real Decreto-Ley 20/2012 sobre jubilación forzosa del personal funcionario, en cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria, siguiendo la Ley 4/2012 de medidas administrativas y fiscales, que preceptúa la jubilación del personal estatutario y docente no universitario o la Ley 55/2003 que fija los planes de ordenación de recursos humanos.