La Diputación de Málaga, a través de la Oficina de Atención a los Alcaldes, ha comenzado una primera ronda de reuniones con un total de 86 municipios de la provincia y las tres mancomunidades —Occidental, Axarquía y Sierra de las Nieves— para poner en marcha el Plan Especial de Impulso a la Economía, dotado con 38 millones de euros y que prevé generar 1.500 puestos de trabajo.

El director de la Oficina, Antonio Jesús López Nieto, ha recordado que esta cantidad procede de inversiones no ejecutadas en ejercicios anteriores afectas a crédito, lo que significa que fueron presupuestadas en su momento pero no se realizaron.

Se trata, ha continuado, de actuaciones que fueron presupuestadas con cargo a planes provinciales de obras y servicios antiguos, algunos de los cuales arrastran desde el año 1994. Según establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria, ese dinero debería emplearse a cancelar deuda bancaria, pero las negociaciones del presidente de la Diputación, Elías Bendodo, con el Gobierno central han permitido destinarlo a este otro uso.

La Diputación se reunirá con todos los municipios en las próximas dos semanas, en turnos de mañana y tarde, y los alcaldes tienen dos opciones: mantener las inversiones previstas en los planes provinciales antiguos, en cuyo caso las obras deben estar acabadas antes del 1 de noviembre de 2013; o cambiar el destino y acometer nuevos proyectos, que deben ser adjudicadas antes del 1 de diciembre de este año y estar totalmente ejecutadas antes del 30 de junio de 2014.

Todos los proyectos deben cumplir los plazos establecidos, ya que en caso contrario perderán estos créditos. El objetivo, ha recalcado, es mejorar los municipios, dinamizar las economías locales y crear puestos de trabajo.

Programas de actuación

Los municipios que elijan desarrollar nuevos proyectos podrán elegir entre 11 programas de actuación: edificaciones municipales, obras de urbanización, eliminación de barreras arquitectónicas, electrificación rural, caminos rurales, ejecución de planes de optimización energética, instalaciones deportivas, obra del ciclo integral del agua, inversiones verdes, ejecución de planes de optimización energética y producción de energías renovables y programa de suministro y equipamiento.

"Los alcaldes son los que mejor conocen las necesidades de sus municipios, por lo que serán ellos quienes decidan los proyectos que se ejecutarán", ha señalado, incidiendo en el impacto económico de este plan, que ha cifrado en más de 100 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.