La Fiscalía de Sevilla no tiene previsto recurrir la sentencia de la Audiencia Provincial que ha vuelto a absolver a Samuel Benítez de un presunto delito de encubrimiento en relación al crimen de Marta del Castillo, todo ello después de que el Tribunal Supremo le ordenara volver a dictar sentencia en relación a este imputado, mientras que la familia de la joven está estudiando dicha posibilidad.

Fuentes del Ministerio Público han informado a Europa Press de que, una vez se les notifique formalmente la sentencia emitida por la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, contarán con un plazo de cinco días para anunciar el recurso de casación ante el Tribunal Supremo, aunque las fuentes han indicado que, por el momento y en espera de realizar un análisis más exhaustivo del fallo, "no se plantean" recurrirlo.

Pese a no estar de acuerdo con muchos aspectos de la sentencia, las fuentes han señalado que "no hay posibilidad" de recurrirla, por lo que han descartado "en principio" la presentación de un recurso ante el Alto Tribunal.

Hay que recordar que la Fiscalía pidió inicialmente para Samuel tres años de cárcel por un delito de encubrimiento y dos por un delito contra la integridad moral, pero tanto la Audiencia Provincial como el Tribunal Supremo absolvieron al imputado.

El tribunal "está contaminado"

De su lado, el padre de Marta, Antonio del Castillo, ha informado a Europa Press de que, junto a su abogada, Inmaculada Torres, están analizando y estudiando la sentencia a fin de decidir si recurren en casación ante el Supremo.

El padre de Marta ha criticado que "no tiene sentido" que el mismo tribunal haya dictado sentencia en dos ocasiones sobre Samuel Benítez y ha insistido en que la Sala "está contaminada", lo que llevó a la familia a plantear una recusación que fue rechazada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

"Esperábamos esta sentencia, en la que sigue habiendo muchas contradicciones", ha lamentado Antonio del Castillo, quien ha criticado que, al final, "la culpa la tiene el Supremo, que debería haber ordenado repetir el juicio a fin de incorporar las nuevas pruebas obtenidas por la Policía".

La sentencia

El Supremo decidió elevar la condena a Carcaño un año y tres meses por un delito contra la integridad moral y ordenó a la Audiencia Provincial el dictado de una nueva sentencia contra Samuel "al objeto de reexaminar su posible participación como encubridor", pues consideró "arbitraria" e "ilógica" la decisión de la Audiencia de situar a las 22,15 horas del 24 de enero de 2009 la salida del cadáver de la vivienda de León XIII.

El Supremo concluyó que el hecho de fijar a las 22,15 horas la salida del cadáver de la vivienda "es fruto de la intuición o especulación de la Audiencia, que prescinde del conjunto de los elementos probatorios" practicados, "directos y periféricos", lo que hace "arbitraria" la conclusión en este punto.

No obstante, la Audiencia consideró probados los mismos hechos que en su primer fallo, cuando dijo que Miguel golpeó con un cenicero a Marta y, a continuación, éste último, el 'Cuco' y "un tercero desconocido" colocaron el cadáver en una silla de ruedas y lo hicieron desaparecer en un lugar desconocido entre las 21,00 y las 22,15 horas del 24 de enero.

Sobre Samuel, el tribunal concluye que "estuvo ininterrumpidamente" en Montequinto desde las 12,00 horas del día 24 de enero hasta las 2,20 horas del día 24, cuando abandonó dicha barriada a bordo de un autobús y se trasladó a Sevilla, donde llegó entre las 2,40 y las 3,00 horas, tras lo que se dirigió a su domicilio a las 3,35 horas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.