El portavoz 'popular' de Economía en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, ha acusado este miércoles a los socialistas de plantear "lugares comunes" en sus mociones porque sólo quieren llegar a un acuerdo "mirando al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)", ya que sus cálculos de que a estas alturas de la legislatura España habría sido ya rescatada han fallado y el PSOE está sufriendo un "deterioro electoral enorme".

Con estos argumentos, el diputado del PP ha anunciado su rechazo a una moción del PSOE en la que se reclamaba un acuerdo contra la crisis y se proponían medidas como una reforma fiscal, más medios para luchar contra el fraude, mejoras en el entorno regulatorio, estímulos a la inversión o cambios en la política comunitaria para avanzar en el establecimiento de una verdadera unión bancaria.

"A veces no se entienden muy bien los debates de esta Cámara, porque están planteando una reorientación total de la política económica porque el Gobierno lo hace todo muy mal y tiene que haber un gran consenso, pero ¿qué vamos a votar, los lugares comunes que proponen o lo que dicen en la tribuna?", se ha preguntado Pujalte, anunciando que el PP rechazará mañana el texto por la defensa realizada del mismo ya que sus contenidos son "lugares comunes" que todos los grupos pueden compartir.

Soluciones mirando a los ciudadanos

Además, el 'popular' ha espetado al principal partido de la oposición que el Gobierno está interesado en llegar a acuerdos sobre diferentes asuntos pero su prioridad es "arreglar los problemas mirando a los ciudadanos a la cara", y ha acusado al PSOE de pedir consensos tras "darse cuenta de que lo que creían que iba a pasar, el rescate a España, no ha sucedido", lo que les está causando "un deterioro electoral enorme".

"Ustedes quieren un acuerdo mirando al CIS, y nosotros lo queremos mirando a los parados, a los que tienen problemas y a los ciudadanos. Bienvenidos sean los acuerdos, pero mirando a los ciudadanos", ha insistido, argumentando por último que las propuestas socialistas son "lo contrario a lo que necesita el país" porque las recetas keynesianas "nunca han dado resultados".

"La manera de salir de la crisis es a través de una política de oferta, de más competitividad, de más rigor en las cuentas públicas y de lograr un tejido productivo mucho más dinámico. Creo que ésa es la solución y en eso estamos trabajando", ha zanjado.

Las políticas del gobierno no tienen resultados

Por su parte, el portavoz socialista de Hacienda en el Congreso, Pedro Saura, ha insistido en la necesidad de "reorientar las políticas económicas del Gobierno y de la UE" porque, a su juicio, "no están corrigiendo los desequilibrios" de la economía española.

En este objetivo ha enmarcado su moción, que se centra en cuatro ejes: mejorar la financiación, aportar estímulos específicos y a corto plazo a la economía, abordar una reforma fiscal profunda para "lograr algo tan sencillo como que paguen los que no pagan", y apostar por la competitividad "basada en un pacto de rentas".

Este último punto se incorporará al texto a raíz de una enmienda planteada por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), cuyo portavoz económico, Alberto Garzón, coincide en que "la situación requiere de un cambio radical" tanto en Europa como en España, de tal manera que se busque la salida de la crisis "por la vía de la demanda y no por la vía de la oferta".

"Ningún empresario querrá invertir si no hay capacidad de consumo, así que hay que hacer un cambio radical para crear empleo, redistribuir las rentas y mejorar los salarios. Lo que se está haciendo ahora es ir por el camino contrario", ha señalado.

Apoyo del nacionalismo

Por su parte, los nacionalistas de CiU y el PNV han anunciado ya que votarán a favor del texto. El diputado catalán Josep Sánchez Llibre cree que se trata de una propuesta "realista, objetiva, razonable y coherente" y que supone "una gran oportunidad para poder demostrar ante la UE que existe un planteamiento de pacto de Estado" para modificar las actuales circunstancias.

"Si pudiéramos conseguir esa unanimidad quizá podríamos vislumbrar en el corto plazo que hay posibilidades reales de salir de la situación. Coincidimos en la dirección, pero ¿qué fuerza política no va a estar de acuerdo con estos planteamientos?", se ha preguntado.

Por su parte, el vasco Pedro Azpiazu ha recordado q los 'populares' que también ellos saben que "para salir de la crisis hace falta un apoyo urgente y decidido de la UE" a la economía además de atemperar la senda de reducción del déficit público para que haya "margen de maniobra" para esas medidas de estímulo.

"El consenso es necesario. El Gobierno se equivoca, y mejor haría en buscar apoyos y consenso para hacer frente a la crisis. Los ciudadanos nos lo agradecerían porque verían que somos capaces de acordar. Y hoy me ha dado la sensación, con alguna respuesta del Gobierno en la sesión de control, que no está en contra de llegar a algunos acuerdos. Igual es un camino imaginario, pero esperemos que se convierta en realidad", ha añadido.

Finalmente, el portavoz económico de UPyD, Álvaro Anchuelo, ha expresado su coincidencia con las peticiones socialistas, defendiendo una enmienda para añadir que hace falta crear un Fondo de Garantía de Depósitos europeo; aunque ha avanzado que se abstendrán si finalmente se incluye en la moción la petición de subida salarial planteada por IU-ICV.

No obstante, ha coincidido con el resto de la oposición en que hace falta un pacto de estado, y ha expresado su "sorpresa" con respecto a "la incapacidad para llegar a acuerdos ante una situación tan dramática". "Si no somos capaces de llegar a acuerdos ahora tampoco sabemos cuándo será posible, aunque dudamos (de que se vaya a aprobar el texto) porque el PP suele confundir la adhesión a lo que ellos unilateralmente deciden con el pacto compartido", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.