El preso "conflictivo", identificado como F.M.G., que fue acusado de agredir el pasado domingo a cinco funcionarios de la cárcel de Morón de la Frontera (Sevilla), ha asegurado que únicamente trató de defenderse porque dichos funcionarios "le estaban dando una verdadera paliza".

El hermano del preso, Juan Carlos Marín García, ha señalado a Europa Press que éste llevaba ya un año sin que se le abrieran partes disciplinarios y que actuó en todo momento en defensa propia, pues los cinco funcionarios "le estaban dando una paliza". "Todo lo que dicen los funcionarios es mentira", ha aseverado.

"Si no se meten con él, él no se mete con nadie", ha relatado Juan Carlos, señalando además que su hermano no tiene corpulencia y únicamente mide 1,68 centímetros y pesa 60 kilogramos, por lo que "es francamente difícil que pudiera con cinco funcionarios" de la cárcel, donde "lo están tratando de cualquier manera".

Por último, ha señalado que a su hermano únicamente le quedan por cumplir nueve meses de condena y que, antes de ocurrir este incidente, estaba esperando que se le concediera el segundo grado.

Según denunció en declaraciones a Europa Press el coordinador de Prisiones del sindicato CSIF, Claudio Esteban, los hechos se produjeron en la mañana del pasado domingo, cuando este preso, recluido en el módulo de aislamiento y que en ese momento "se encontraba agresivo y violento", comenzó a "gritar e insultar" a los funcionarios.

En un momento dado, los funcionarios le llamaron la atención, ante lo que el preso respondió "arremetiendo" contra ellos y agrediéndolos con patadas y puñetazos, teniendo que ser necesaria la ayuda de otros compañeros de otros módulos para poder trasladarlo a su celda, un traslado que fue "arduo y complejo" al tratarse de un preso "de gran corpulencia", según Claudio Esteban.

A consecuencia de la agresión resultaron heridos cinco funcionarios de la cárcel de Morón, dos de los cuales tuvieron que ser trasladados al hospital de Osuna para ser asistidos.

Claudio Esteban criticó, una vez más, "la carencia de medios y personal" para trabajar con este tipo de presos, además "de la falta de apoyo" por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.