El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Ponferrada (León) ha emitido un auto en el que establece que el celador de la Junta denunciado por el fuego de Los Ancares debe ser juzgado por la Audiencia Provincial por un delito de incendio forestal.

Asimismo, se requiere al acusado que preste una fianza de 400.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse procedentes y, en caso de no prestarla, se procederá al embargo de sus bienes para cubrir dicha suma.

De esta manera, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Ponferrada considera que existen indicios suficientes para afirmar que el celador es el presunto autor de los hechos, según el auto al que ha tenido acceso Europa Press.

Según los hechos objeto de la acusación, alrededor de las 15.00 horas del día 17 de octubre de 2011 el acusado, celador de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León con destino en la Reserva de Caza de Ancares, llegó a la localidad de Campo del Agua mientras estaba de servicio conduciendo un vehículo oficial de la Junta y allí confeccionó un parte de daños relativo a una vaca muerta por el lobo.

Pasadas las 15.30 horas el acusado pasó por el Barrio de la Valiña y continuó su marcha por la pista forestal hacia la localidad de Porcarizas, donde se detuvo y salió del vehículo para adentrarse en el monte donde, de forma intencionada, sobre las 15.45 horas, prendió fuego en unos matorrales con un mechero u objeto similar. Minutos después, de ese lugar salieron humo y llamas y se propagó el fuego.

Tras esta acción, el acusado volvió al vehículo y continuó su marcha en dirección a Porcarizas y posteriormente a la localidad de Villar de Acero, donde detuvo nuevamente el trayecto, salió del vehículo y se adentró en el monte donde, de forma intencionada, sobre las 15.55 horas, volvió a prender fuego en unos matorrales. Minutos después, de ese lugar salió otra columna de humo y llamas y se propagó el fuego.

Medios humanos

En la extinción del incendio intervinieron cinco técnicos, nueve agentes forestales, ocho cuadrillas terrestres, dos cuadrillas helitransportadas, una dotación de Fuerzas del Ejército, dos autobombas, tres Bulldozer y cinco helicópteros. El incendio quedó controlado a las 17.19 horas del día 20 de octubre de 2011 y extinguido a las 19.38 horas del día 21 de octubre de 2011. Por el Plan de Protección Civil ante emergencias por incendios forestales en Castilla y León se activó el nivel dos de emergencias.

El incendio afectó a un total de 305,4 hectáreas, de las cuales 56 fueron de superficie arbolada en montes de utilidad pública con vegetación consistente en roble de las especies albar y rebollo. Las 249,4 hectáreas restantes afectaron a superficie no arbolada, de la cuales 238,6 lo fueron en montes de utilidad pública con vegetación consistente en brezo y carqueixa y 10,8 hectáreas afectaron a montes particulares con vegetación consistente en escoba y pasto.

Pérdidas por 295.775 EUROS

La valoración total de las pérdidas ocasionadas, estimación de impacto ambiental y gastos de extinción ascienden a 295.775,4 euros, conforme tasación pericial.

El incendio se localizó en el término municipal de Villafranca del Bierzo y afectó a las entidades menores de Porcarizas, Villar de Acero y Campo del Agua, en los parajes de Valiña Grande y Ouru. La totalidad de la superficie afectada se encuentra incluida en las figuras de Espacios Protegidos Red Natura 2000, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y el espacio natural 'Sierra de Ancares' está incluido en el Plan de Espacios Naturales Protegidos de Castilla y León.

Consulta aquí más noticias de León.