La secretaria general del PP y presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha considerado "trascendental" para España que la Comisión Europea haya decidido dar dos años más, hasta 2016, para cumplir con el compromiso de reducir el déficit al 3 %, al tiempo que ha defendido que este anuncio es prueba de la "credibilidad" de los esfuerzos emprendidos por el Gobierno.

"Quiero mostrar mi satisfacción porque se entiende muy bien desde el ámbito de las instituciones europeas que España está cumpliendo con su responsabilidad. Por eso ha generado la confianza y la credibilidad suficiente para que hoy se confirme el aplazamiento en la consecución del déficit, que es algo trascendental en nuestro país", ha declarado Cospedal en una rueda de prensa en Bruselas.

Cospedal ha insistido en que se trata de un "análisis muy positivo" por parte del Ejecutivo comunitario y ha recalcado que es una señal clara de que la senda de reformas emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy es el camino "adecuado" para crear empleo y riqueza.

La Comisión ha propuesto la prórroga de dos años y una extensión, del 4,5 al 6,5 % del margen de déficit para este año, pero a cambio ha pedido al Gobierno que concluya la reforma de las pensiones antes de que acabe el año y que revise la reforma laboral, a más tardar en septiembre, para valorar si son necesarios cambios. La secretaria general del PP ha restado importancia a estos plazos y ha considerado "lógico" que se fijen fechas que, en todo caso, ha considerado "siempre aproximadas".

"El proyecto reformista no puede ser 'sine die', tiene que ser, al menos en los aspectos más importantes, con un plazo de cumplimiento", ha explicado Cospedal, para después recalcar que el Gobierno está cumpliendo con el calendario "porque son reformas que se ha autoimpuesto el propio Gobierno de España".

Sobre la revisión de la reforma laboral, Cospedal tampoco ha contestado a la pregunta de los periodistas de si el Gobierno descarta cambios, pero ha indicado que el análisis de los efectos de la reforma se lleva a cabo y que si los resultados confirman que es una medida "neccesaria" y beneficiosa para el mercado laboral, "pues se insistirá en ella".

Sobre el modo en que redundará en las Comunidades Autónomas la flexibilidad propuesta por el Ejecutivo comunitario para España, Cospedal ha evitado dar detalles, porque la decisión debe tomarse en el marco del Consejo de política económica y fiscal y porque el Gobierno aún está en el proceso de análisis del cumplimiento de las regiones.

Con todo, Cospedal ha querido dejar claro que hay partidas presupuestarias "importantísimas", como las que corresponden al sistema de pensiones y el seguro de desempleo, que "dependen" del Gobierno central y que éste deberá "conjugar muchas sensibilidades".

"Vamos a ver qué dice el Gobierno en este sentido, yo creo que todos somos conscientes de que el ejemplo en el ajuste del déficit y en la consolidación fiscal y el no gastar más de lo que se ingresa tienen que ser para todos un objetivo claro", ha apuntado. El consejo de política fiscal y financiera fijará "las pautas, los parámetros y las fechas", aunque esta última será "exactamente la misma para todos", ha remachado.

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, también ha pedido a España una "revisión sistemática" del gasto público y una mejora de su eficacia con el objetivo de que la consolidación fiscal no perjudique al crecimiento.

A este respecto, Cospedal ha reiterado los esfuerzos del Gobierno en esta línea y ha considerado que lo dicho por el comisario no ha sido un "toque de atención" a España, sino un intento de "incentivar al Gobierno a trabajar en la línea de lo ya hecho".

Consulta aquí más noticias de Toledo.