La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha cifrado en unos 800 euros el ahorro por cada hijo del que, gracias a las bonificaciones propiciadas por la administración autonómica en el servicio de comedor escolar, se benefician las familias andaluzas con menor renta, en relación a una oferta que, "siendo no hace tanto tiempo un complemento más, hoy es un apoyo básico, con un carácter social, que cumple un papel esencial y permite la conciliación familiar y laboral".

En este sentido, Moreno ha comparecido en la Comisión de Educación del Parlamento andaluz para exponer que el 75 por ciento de los escolares usuarios del comedor en los centros docentes públicos de la comunidad están bonificados por la Junta de Andalucía, es decir, tres de cada cuatro niños no pagan el precio completo del servicio. Además, uno de cada dos disfruta del comedor escolar de forma totalmente gratuita.

La consejera ha destacado el "esfuerzo extraordinario" que está realizando su departamento, en un contexto de crisis económica como el actual, con un presupuesto de 7,5 millones de euros al mes para financiar el programa. Así, ha recordado que el número de beneficiarios de las bonificaciones ha crecido, pasando del 20 por ciento de las familias que en 2008 accedían de manera gratuita al servicio al 50 por ciento de este curso; el precio del menú de 4,50 euros permanece inalterable desde el curso 2009/10.

"Las bonificaciones han subido porque ha empeorado la situación, pero en lugar de mirar para otro lado la Junta las ha mantenido íntegramente", ha reivindicado Moreno, que ha agregado que, en total, hasta 1.809 centros públicos prestan servicio de comedor en Andalucía, 1.540 con esta instalación en el propio centro y 269 con comedor asociado.

Desde que comenzó la crisis, el número de comedores escolares ha seguido creciendo, "mientras que en otros territorios se suben los precios, se rebajan las ayudas o se cobra por el uso de la fiambrera", ha subrayado la titular autonómica de Educación. En concreto, en 2008 funcionaban en Andalucía 1.406 comedores escolares, frente a los 1.540 de este curso, lo que supone 134 más.

Durante su intervención, Mar Moreno también se ha referido al empleo que generan los comedores escolares, más de 8.000 puestos de trabajo directo, así como a la ultimación de la contratación de los servicios que permitirán ofrecer desayunos, almuerzos y meriendas a familias en el marco del decreto de medidas contra la exclusión social, por el que se empezará a llegar, antes de que finalice el presente curso, a 8.000 menores en unos 140 centros educativos.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión de Educación, Francisco Menacho, ha puesto en valor el "gran esfuerzo económico, en un momento de crisis como el actual", así como dos tipos de actuaciones relacionadas con el servicio, como son las propias del decreto de exclusión y el rescate de la adjudicación de los comedores de Brassica Group "al ver que no se cumplían los estándares de calidad".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.