El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha asegurado que el Estado ha planteado la posibilidad de rescindir el Convenio de Carreteras, lo que considera un nuevo intento por incrementar el "bloqueo presupuestario" hacia la Comunidad Autónoma.

En una comparecencia parlamentaria, Domingo Berriel explicó que en la última reunión de seguimiento del Convenio de Carreteras, el secretario de Estado planteó la rescisión de este acuerdo después de que el Ejecutivo canario pidiese más fondos para financiar las obras que se están llevando a cabo.

En concreto, el Gobierno de Canarias planteó la posibilidad de incrementar la partida para 2013 en 35 millones de euros y prolongar el Convenio hasta 2020, con una dotación anual de 150 millones en lugar de los 207 firmados.

"Sin embargo, además de rechazar esta propuesta, el Estado ha anunciado que lejos de aportar al menos los fondos mínimos para que pueda mantenerse en marcha las obras de carreteras en Canarias, se está planteando resolver los acuerdos ya firmados con las islas", advirtió.

El consejero ha calificado esta posición como "una muestra más de la política de bloqueo del Estado al desarrollo de Canarias", máxime cuando en los últimos dos años el Convenio de Carreteras se ha recortado en 291 millones de euros.

Asimismo, ha señalado que esta posibilidad abocaría a la Comunidad Autónoma al incumplimiento de los contratos ya firmados con las empresas contratistas por falta de presupuesto, lo que en su momento ya llevó al Gobierno autonómico a presentar un recurso ante la Audiencia Nacional.

El consejero calificó la posición del Gobierno de "especialmente grave" y considera que va dirigida "contra los intereses" de Canarias, toda vez que la ministra de Fomento ha anunciado que su departamento invertirá 1.300 millones de euros en las carreteras que adjudica directamente, de los que 650 millones se destinarán a obra nueva.