Abu Mazen propone la convocatoria de elecciones anticipadas, pero sin fechas.(E. Aponte / Reuters)
Abu Mazen propone la convocatoria de elecciones anticipadas, pero sin fechas.(E. Aponte / Reuters) E. Aponte / Reuters

El presidente palestino, Mahmud Abás, llamó el sábado en un discurso pronunciado en Ramala a la convocatoria de elecciones presidenciales y legislativas anticipadas.

Abás, que no ha precisado la fecha de los comicios, vertió poco antes una amenaza directa al grupo islámico Hamás al señalar que tiene el derecho de cesar al gobierno en cualquier momento.

"Yo fui el que firmó el decreto por el que entró en funciones el gobierno y puedo firmar otro para disolverlo", afirmó durante el discurso a la nación, difundido por la televisión palestina desde la sede de la Presidencia en Ramala.  

Hamás rechaza la convocatoria

Un ministro del Gobierno palestino, dominado por Hamás, se ha apresurado a rechazar esta convocatoria de elecciones que tacha de "golpe de Estado".

Si se ha cansado, debería dimitir él

"Rechazamos la convocatoria del presidente Abás a elecciones anticipadas, si se ha cansado de la situación debería dimitir él. Prometo al pueblo palestino que, con la ayuda de Alá, no habrá comicios anticipados", afirmó A-Zahar, ministro de Asuntos Exteriores.  

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, aseguró antes que su partido, Al Fatah, no formará parte de un Gobierno dirigido por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), en el poder.

Israel valora la declaración

Por otro lado, en Israel, se ha considerado que "es una importante decisión interna de los palestinos, y crea una nueva posibilidad para erradicar el terrorismo, volver a la mesa de negociaciones (con Israel), y crear una nueva realidad en Oriente Próximo", según dijo un oficial de las Fuerzas Armadas de Israel, citado por la radio pública.

Olmert, primer ministro israelí, anunció hace días el deseo de reunirse "sin condiciones" con Abás para reanudar el proceso de paz, y en medios políticos no se descarta una posible reunión entre ambos en enero próximo, en ocasión de una prevista visita de la secretaria de Estado Condoleezza Rice, de Estados Unidos.

Situación crítica 

 Al Fatá y Hamás han negociado durante semanas la formación de un Gobierno de unidad nacional que ayudara a aliviar la situación crítica que se vive en los Territorios Palestinas, agravada por el bloqueo de la ayuda internacional, impuesto tras la victoria electoral de Hamás.

Sin embargo, las conversaciones han fracasado, y durante los últimos días se han producido continuos enfrentamientos, entre seguidores de ambos partidos.

El sábado, centenares de miembros de las Brigadas de Al Aksa se manifestaron en la ciudad cisjordana de Tulkarem, municipio controlado por ese movimiento integrista, y festejaron disparando al aire el anuncio de Abás.

Por su parte, mil militantes de Al Fatah, el movimiento del fallecido presidente Yaser Arafat, anunciaronque atacarán a personalidades de Hamas si sus milicianos atentan contra el coronel Mohamemd Dahlán, a quien acusan de haber intentado asesinar hace dos días al primer ministro Haniye en Gaza.

Al menos dieciocho palestinos resultaron heridos el sábado en enfrentamientos entre seguidores de Hamás y Al Fatah.