El secretario general de CCOO de Asturias, Antonio Pino, ha destacado este miércoles en Gijón que sería importante que el nuevo presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) "sea un dirigente empresarial y no un jefe de un grupo de presión". Es por ello, que le ha deseado a la FADE "mucho acierto" en la elección.

Así lo ha manifestado, a preguntas de los periodistas, en la rueda de prensa ofrecida para analizar la situación sociolaboral y la incidencia de la crisis en Asturias en la sede de la Unión Comarcal de CCOO de Gijón.

Pino, que ha dejado claro que la elección del nuevo presidente de FADE debe ser un proceso que resuelva la organización empresarial, ha apuntado no obstante que tiene su importancia quién salga nombrado finalmente.

"No es lo mismo un presidente con vocación de lobby de presión hacia los gobiernos pero con poca voluntad negociadora en el ámbito del diálogo social sea bipartito para la negociación colectiva o tripartito para los acuerdos de concertación, que un presidente que sea capaz de llegar a acuerdos de diálogo social", sabiendo que además de defender los intereses que representa de los empresarios también tiene que "mirar de reojo" para los de la región.

Consulta aquí más noticias de Asturias.