Agentes de la Guardia Civil han detenido en Burgos a R.M.P, de 36 años, como autor de un delito de estafa y adicionalmente por denuncia falsa y simulación de delito de un robo en su domicilio, según los datos facilitados a Europa Press por fuentes de la Benemérita.

A mediados de mes, el Equipo de Policía Judicial de Villimar abrió una investigación, a raíz de la denuncia interpuesta por una persona quien aseguró que autores desconocidos, tras forzar la puerta de la vivienda habían entrado en su domicilio, ubicado en una urbanización del Alfoz de Burgos, y se habían llevado mobiliario doméstico, electrodomésticos y enseres.

Días más tarde, en una segunda declaración, culpó de los hechos a su expareja y al entorno familiar de ésta.

El ahora detenido denunció que se habían llevado 11 puertas, 11 radiadores, electrodomésticos, 1 caldera, 1 chimenea, 1 ordenador portátil, 1 CPU, 1 pulsera y 1 cadena de oro, entre otros enseres domésticos, herramientas y documentación, sin valorar lo sustraído, además de que explicó que no tenía conocimiento de seguro y póliza contratada.

Las pesquisas realizadas permitieron averiguar que en los años 2009 y 2010 ocurrieron sucesos similares en la misma vivienda y que entre denunciante y la denunciada existía una tensa relación a raíz de su ruptura.

La documentación analizada demostraba que la desaparición del mobiliario denunciado había ocurrido durante el año 2011, por lo que las fechas barajadas y material denunciado como sustraído no casaban. Se supo que en abril del año en curso había dado parte a su seguro y había valorado lo sustraído en más de 3.000 euros, por lo que se contradecía con lo denunciado ante la Guardia Civil.

Las gestiones practicadas indicaban como autor al propio denunciante que ya ha sido detenido. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción 3 de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.