El Ayuntamiento de Granada se ha mostrado en descuerdo con la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula el presupuesto municipal de 2012 por suprimir la paga de productividad a los funcionarios y ha descartado que vaya a abonar a su plantilla los 1,8 millones de euros que no se incluyeron por este concepto.

En declaraciones a los periodistas, el concejal de Personal, Servicios Generales, Organización y Contratación, Juan Antonio Fuentes (PP), ha subrayado que la sentencia se limita al "efecto presupuestario" provocado por la supresión de la productividad y "no en que se tenga que pagar".

Según ha relatado el edil, esta partida se dejó "en un euro" cuando, de acuerdo al fallo judicial, "se tenía que haber quedado" en 1,8 millones, aunque luego no se hubiera efectuado al pago, ya que este montante es el que recoge el convenio colectivo, el cual, según ha precisado el edil, estaba recurrido en ese momento ante el Juzgado.

Por último, Fuentes la pretensión de los servicios jurídicos del Ayuntamiento de recurrir ante el Tribunal Supremo, si bien el TSJA indica que contra la sentencia no cabe recurso de casación, ya que es firme.

Consulta aquí más noticias de Granada.