El beneficio neto del Grupo Eulen en España durante el pasado año cayó un 38%, hasta los 15 millones de euros, mientras que el consolidado se redujo un 25%, quedando en 16,2 millones de euros, según los resultados que la firma ha presentado este miércoles.

Durante el encuentro con la prensa, el director general corporativo de la empresa, Juan Jordano, ha resaltado que la parte del beneficio correspondiente al negocio internacional ha ascendido hasta el millón de euros, "incrementándose un 126% respecto a la cifra registrada en 2011".

Jordano ha indicado que la parte internacional de Eulen "ya está empezando a bombear recursos, permitiendo compensar las pérdidas del mercado interior".

En cuanto a la cifra de ventas, el grupo facturó un total de 1.338 millones en 2012, "nivel similar al del pasado ejercicio, solo se ha reducido un 0,7%". No obstante, para la compañía esta ligera disminución "supone un cierto éxito dentro del contexto actual, aunque a nadie le gusta que desciendan las ventas".

De esa cantidad, 1.058 millones corresponden al mercado español, lo que supone una bajada del 4,6% respecto a 2011. El mercado exterior, por su parte, facturó 281 millones, un 17% más. El directivo ha destacado que el 22% de la cifra de negocio ya corresponde al negocio internacional, cifra que prevé que se incremente durante este año.

Sobre el mercado español, Jordano ha avisado de que el sector servicios, en el que Eulen opera, está decreciendo, "pues la demanda nacional ha caído en torno al 8% porque no hay servicios nuevos que ofrecer y los clientes existentes quieren razionalizar la actividad".

El director general corporativo ha recordado que el sector ha vivido cambios "importantes" en los últimos años, "ya que se ha ido estrechando el mercado". Además, ha remarcado los cambios legislativos "bastante fuertes" aprobados en 2012. "Hay unas deudas que el país tiene que pagar y el Gobierno nos está metiendo la mano donde puede por medio del IVA, el IBI...", ha señalado.

Por ello, Juan Jordano ha animado a las empresas a adaptarse al nuevo entorno, prepararse para resistir y ser responsables, "pues ese tiene que ser el objetivo fundamental de las compañías serias".

Pide que se respete la ley de morosidad

Por otra parte, el directivo se ha referido de nuevo a las medidas legislativas que entraron en vigor el pasado año y ha pedido que tanto las administraciones públicas como las empresas competidoras respeten la ley de morosidad, "tal y como hace Eulen, pues es la única forma de que el juego sea justo".

En este sentido, Jordano ha asegurado que el ente que más incumple esta normativa es la Administración; de hecho ha avanzado que los niveles de morosidad de ésta están volviendo a los anteriores a que se ejecutara el plan de pago a proveedores, "que hizo un favor a las empresas, pero que ha elevado la deuda de las administraciones".

El grupo cree que es "necesario" un segundo plan de pago a proveedores, "ya que el primero fue ejecutado de forma magistral por parte del Ministerio de Hacienda y supuso un balón de oxígeno para las compañías".

Además, el director general corporativo ha subrayado que la consigna del grupo es mantener el empleo reduciendo las horas de trabajo, "pero ahora la empresa se enfrenta a contratos nuevos que piden el mismo servicio con menos coste, y eso hace que o se tenga que reducir el número de efectivos o el tiempo de trabajo".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.