Juan Cuenca, uno de los detenidos por el doble crimen de la pareja de holandeses cuyos cuerpos aparecieron este domingo, enterrados en una finca de la pedanías murciana de Alquerías con evidentes signos de violencia y presumiblemente descuartizados, ha implicado al ex propietario del Club Voleibol de Murcia (CAV) 2005, Evedasto Lifante, de estar detrás de estos hechos, por los que los abogados de Lifante estudian en estos momentos denunciar tales acusaciones.

Así lo ha explicado a Europa Press Lifante, quien ha señalado que Cuenca intentó el pasado año vender la cantera de Abanilla que es de su propiedad, donde produce mármol, y sospecha que al tener una "estrecha" relación de amistad Cuenca, exdelegado del CAV 2005, con Ingrid Visser y Lodewijk Severein, ellos intentaron comprarla. Igualmente, ha comentado que Severein "tenía dos hoteles en Holanda y era sponsor de la selección holandesa".

Lifante, que ha puesto de manifiesto que "desde el primer momento" ha colaborado con la Policía, ha dejado claro que no hablaba con Cuenca desde 2011, cuando dejó de trabajar para el club. Tan sólo hace poco más de un año mantuvo un contacto telefónico para que Cuenca "nos diera las cuentas del club y del ordenador que se llevó, ya que teníamos una inspección de Hacienda y no me las dio".

Fue en octubre del pasado año cuando Lifante se enteró a través de una mujer que Cuenca "estaba vendiendo mi cantera, las escrituras y haciendo falsificaciones y entonces le mandé un mensaje y le dije que no la utilizara más, se lo pedí por favor".

Por ello, sostiene que "lo mismo que utilizó la cantera antes, pues como era Cuenca muy amigo de la pareja holandesa si le dijo de venderle la cantera o hacer un negocio allí, si le reclamó algo y le dijo que viniera a Murcia, pues no sé lo que pudo pasar y la única defensa que tiene es involucrarme a mí".

Lifante ha recordado que cuando fue a declarar a la Policía le comentaron que alguien le quería involucrar en este asunto y averiguó que era Cuenca, con quien no terminó bien en 2011 porque se enteró de que "falsificaba talones, hacía gestiones sin autorización y sin nada".

En su opinión, todo este asunto "es muy extraño, cómo van a la casa y lo que ocurre y si está detenido por algo será, porque debía dinero y cuando trabajaba en el club le daba dinero y me decía que le hacía falta".

El juzgado de instrucción 16 de Valencia decretó ayer prisión provisional, comunicada y sin fianza para Cuenca en una causa que está declarada secreta, abierta por el delito de doble homicidio.

El arresto de esta persona, primera detenida en relación con los hechos, se llevó a cabo el pasado sábado en Valencia, donde residía. Los otros dos detenidos de 47 y 60 años y nacionalidad rumana, pasarán previsiblemente a disposición del juzgado este miércoles, aunque todo dependerá del transcurso de las investigaciones. A estos dos últimos se les considera presuntamente los autores materiales de este doble crimen.

Consulta aquí más noticias de Murcia.