Cáritas Bizkaia se planteará una revisión de los protocolos de actuación existentes en las casas de acogida de que dispone tras el suceso ocurrido el pasado jueves en un domicilio de la entidad en el barrio bilbaíno de Ibarrekolanda, en el que una educadora social fue agredida y violada por un usuario del servicio, días después de notificarle que debía abandonar dicho alojamiento.

En rueda de prensa en Bilbao, el director de Cáritas Bizkaia, Carlos Bargos, junto a la responsable del área de Gestión de Conocimiento, Ana Sofi Telletxea, ha asegurado que el suceso de la pasada semana "ha movido todos los pilares" de la asociación caritativa y que la revisión del protocolo servirá para "detectar determinados puntos débiles donde podamos mejorar". "Estamos reflexionando sobre esa cuestión" ha apuntado.

En cualquier caso, Bargos ha argumentado que Cáritas Bizkaia "no tuvo ningún dato que hiciera sospechar una reacción de este tipo" y ha incidido en que las personas que trabajan en este tipo de pisos "cuentan con la cualificación adecuada" y que la vivienda donde se produjo la agresión lleva seis años realizando dicha actividad.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.