UGT y CCOO han criticado la situación de "bloqueo" del convenio de la industria textil en Navarra, que afecta a unos mil trabajadores y que finalizó en 2010. Los sindicatos han asegurado que la patronal Asociación de Empresarios de Textil de Navarra (ADETEN) "no tiene ninguna intención de llegar a acuerdos y su única obsesión es "dejar morir" el convenio sectorial para "ir al estatal".

Así lo ha expuesto este miércoles en rueda de prensa el secretario general de FITAG-UGT de Navarra, Pedro Carvajal, quien ha comparecido junto al secretario general de

Fite qa-CCOO de Navarra, Ricardo Jimeno, para informar sobre la situación de este convenio. UGT y CCOO reúnen el 82 por ciento de la representación sindical en este sector.

En su intervención, Pedro Carvajal ha destacado que los trabajadores de este sector tienen "sueldos mileuristas" y también ha recordado que durante los últimos años se han cerrado "numerosas empresas". Además, ha explicado que es un sector "muy femenino" y que se encuentra "muy desprotegido" porque "la mayoría son pequeñas empresas, con menos de seis trabajadores, donde no se pueden realizar elecciones sindicales".

En la negociación del convenio, la patronal plantea, según Carvajal, no aplicar subidas salariales en los años 2011, 2012 y 2013, y un incremento salarial del 0,6 por ciento para 2014, así como la pérdida de subidas salariales por antigüedad, que "era la única subida que tenían los trabajadores".

Asimismo, Carvajal ha explicado que la patronal quiere "mantener la misma jornada laboral de 1.744 horas, reducir de dos a uno los días de libre disposición retribuidos, y aumentar los periodos de prueba para los nuevos empleados".

Ante estas propuestas, Carvajal ha señalado que UGT y CCOO detectaron que "la patronal no tenía ninguna intención de llegar a acuerdos y su única obsesión era dejar morir el convenio provincial para ir al estatal, a pesar de que la parte social había cedido a muchas de las pretensiones empresariales, haciendo un ejercicio de responsabilidad que no han sabido valorar".

Importancia del convenio sectorial

Por su parte, Ricardo Jimeno ha puesto de relieve que llevan dos años negociando este convenio para mantener el convenio sectorial, que es "importantísimo". Así, ha reclamado que "mientras se siga negociando, el convenio no desaparezca el 7 de julio como consecuencia de la aplicación de la reforma laboral".

"Su desaparición llevaría a una situación realmente terrible porque los empresarios más egoístas del sector tratarían de competir con el resto con base en reducciones o pérdida de derechos por parte de los trabajadores", ha añadido.

Jimeno ha recalcado que el salario bruto de entre el 80 y el 90 por ciento de los trabajadores del sector es de 836 euros al mes, que con varios complementos llega a 945,10 euros al mes.

Con estos salarios, ha criticado, la patronal plantea no subir el salario en tres años, algo que "significaría quitarle a los empleados un 6,7 por ciento de poder adquisitivo". Además, el representante de CCOO ha censurado que "la guinda" es que pretende "quitar la antigüedad, que es lo único que hace mejorar un poco estos salarios".

Finalmente, Jimeno ha puesto en valor que los sindicatos han aceptado que no haya subida salarial en 2011 y en 2012 "debido a la mala situación que tiene el sector", pero ha asegurado que "no pueden admitir que toquen la antigüedad" porque "no es admisible".

Consulta aquí más noticias de Navarra.