La Guardia Civil detuvo al propietario de un bar en Tiedra (Valladolid), F.J.N.M, de 40 años, por delitos de denuncia falsa y robo tras fingir que tres individuos le habían robado en dos ocasiones la recaudación de las máquinas tragaperras del establecimiento, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

El hostelero, detenido este martes, interpuso sendas denuncias en el Puesto de la Guardia Civil de Mota del Marqués los día 13 de febrero y 22 de marzo, circunstancia que había generado malestar e inseguridad entre los vecinos de Tiedra.

El ahora detenido había asegurado que tanto él como su hijo de 11 años habían sido retenidos a punta de cuchillo cuando acababan de cerrar las puertas del bar y habían salido a la calle a tirar la basura.

"Cuando volvía apareció de la nada un tío encapuchado, me puso un cuchillo al cuello y me obligó a entrar", había explicado el dueño del bar, quien en su relato precisaba que en ese momento se sumaron otros dos hombres, también encapuchados, que le obligaron a cerrar la puerta por dentro.

El denunciante apuntó que su hijo se encontraba dentro del bar viendo la tele y por eso sus asaltantes le obligaron a subir el volumen para que no se oyeran los ruidos desde fuera, para, acto seguido, invitarles a ambos a permanecer sentados junto al ladrón que portaba el cuchillo mientras otros dos de ellos forzaban la máquina tragaperras y luego le obligaron a meterse dentro de la barra para vaciar la recaudación de la caja.

El supuesto autor de las denuncias falsas alegó que nada pudo hacer ya que se trataba de "tres tíos que eran como tres armarios empotrados, que llevaban un cuchillo e iban encapuchados" y que tenían a su hijo.

En su relato, que ahora la Benemérita considera probado que es ficticio, el hostelero precisó que una vez reunido el botín, 170 euros de la caja y 900 de la tragaperras, "se fueron sin más" en un coche.

La Guardia Civil tras culminar las pertinentes gestiones de investigación, con una inspección ocular y un estudio minucioso del informe técnico y toma de manifestación, logró detectar varias incongruencias en lo manifestado por el ahora detenido, quien ante ello terminó por reconocer los hechos.

La Guardia Civil, que instruye las correspondientes diligencias, puso al detenido a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.