El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, reclama al Estado que proceda a "adelgazar su sobredimensionada estructura y disminuya un gasto ya imposible de sostener en lugar de continuar cargando el peso del ajuste en las comunidades autónomas".

González Ortiz se posiciona así en una nota sobre las consecuencias del nuevo programa de estabilidad y del Plan Nacional de Reformas 2013-2016 remitidos por el Gobierno de España a Bruselas, y destaca que en esos documentos el Gobierno central "no ha incluido una sola medida ni una sola política que suponga una reducción de la Administración del Estado".

Por el contrario, las nuevas propuestas "inciden en recortes adicionales en sanidad, educación, dependencia, fomento del empleo y en las transferencias de convenios suscritos con las autonomías y las corporaciones locales".

González Ortiz indica también que los nuevos ajustes incluidos en las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros del pasado mes de abril estiman un impacto económico para el conjunto del Estado de 4.000 millones de euros en el ámbito educativo y de 7.000 millones en el área sanitaria.

A estas reducciones del gasto social se suman las previstas en materia de dependencia, una circunstancia que según valoró "golpeará aún más a los desfavorecidos, hasta el punto de poner en riesgo la viabilidad del sistema".

El consejero también se refiere a los recortes en las políticas de fomento del empleo, cuyo impacto a lo largo de 2013 supondrá más de 3.000 millones de euros en el conjunto del país. Afectarán, entre otras, a la supresión de bonificaciones a la contratación o a la prestación por desempleo.

El titular de Economía, Hacienda y Seguridad muestra también su preocupación por la reducción de transferencias que, aún sin conocer los detalles, ha anunciado el Gobierno central para los convenios suscritos con las comunidades autónomas y las corporaciones locales.

González Ortiz expresa su "frontal rechazo" a la posibilidad de aplicar estas nuevas medidas, "porque Canarias no puede encajar un solo recorte más, se ha agotado la capacidad para asumir nuevos ajustes".

"los canarios hemos cumplido"

El consejero incide, además, en que el Gobierno central pretende que todo el esfuerzo recaiga sobre los ciudadanos, las empresas y las comunidades autónomas y sin embargo, "no existe en ningún apartado de los documentos reducción alguna del gasto estructural del Estado".

"La posición del Gobierno de Canarias no puede ser otra que contraria. Los canarios hemos cumplido con todas las exigencias posibles y ya no disponemos de margen alguno para asumir nuevas obligaciones", concluye.

En su opinión, el Gobierno central "sigue sin ideas y sin rumbo definido para sacar al país de la crisis, y se empeña en continuar con una estrategia equivocada provocando más desequilibrios, más recesión y más paro".