El juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Palma de Mallorca ha decretado el ingreso en prisión para ARS, JSA y JCPP, tres de los diez detenidos por la Guardia Civil, todos de nacionalidad española por su presunta participación en un presunto delito de estafa, falsedad documental fraude a la seguridad social y hacienda publica por valor de 270.000 euros, asociación ilícita y blanqueo de capitales.

En un comunicado, la Benemérita ha informado de que el pasado 22 de mayo, procedió a la explotación de la primera fase de la operación 'Nueve Reinas', cuya investigación comenzó hace algunos meses, desembocando en la detención de la cúpula de la organización que utilizaba a personas de escasos recursos económicos, para mediante una contratación ficticia en empresas, dotarlas de nóminas y contratos irreales, con el fin de presentarlos en diversas financieras para así conseguir bienes principalmente en grandes superficies y centros comerciales a cambio de una pequeña comisión.

Como consecuencia de esta operación, llevada a cabo por la Guardia Civil de Pont D'Inca, apoyados por el Equipo de Policía Judicial de Llucmajor, se practicaron cuatro registros, recuperando bienes por valor de más de 120.000 euros.

Entre ellos, destacan seis vehículos, obtenidos fraudulentamente de concesionarios oficiales, maquinaria de cocina, diversas herramientas, material de construcción, aparatos de carácter tecnológico y una importante cantidad de dinero en metálico.

Según ha detallado la Guardia Civil, los efectos eran posteriormente vendidos a terceras personas, quedando las financieras y los establecimientos sin los artículos y sin el dinero, ya que los tomadores de los contratos no pagaban las respectivas mensualidades.

Así, ha destacado que con la colaboración del equipo de Investigación de empresas ficticias de la Tesorería General del Estado, se pudo corroborar cómo la mayoría de las empresas utilizadas por estas personas para obtener las nóminas eran ficticias, de forma que los supuestos empleados únicamente estaban dados de alta, no realizando labores de trabajo y beneficiándose tanto de ayudas, como de subsidios por desempleo.

Finalmente, la Benemérita ha revelado que la operación continúa abierta, por lo que no se descartan más detenciones en los próximos días.