Tiroteo palestina
Un miliciano de Hamás, en uno de los tiroteos de ayer (Hatem Moussa / AP Photo) Hatem Moussa / AP Photo

Hamás ha hecho un llamamiento a la unidad nacional y ha acusado al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, de promover el conflicto armado entre las facciones, después de que seguidores de Al Fatah y Hamás se enfrentaran el viernes por la mañana a tiros en Ramala y Gaza, con más de treinta heridos. 

Este enfrentamiento armado se producía después de que Hamás acusara a la policía de Abbas (de Al Fatah) de intentar asesinar al primer ministro Ismail Haniya (de Hamas), que fue blanco el día anterior de un tiroteo poco después de que cruzara la terminal fronteriza de Rafah , en el sur de Gaza, donde murió uno de sus guardaespaldas y resultaron heridas 20 personas.

Con este transfondo de recrudecimiento de la violencia en territorios palestinos como fondo Hamás ha celebrado el 19 aniversario de su fundación en un acto multitudinario un estadio de fútbol de la ciudad de Gaza.

La tensión por los enfrentamientos entre seguidores Hamás y Al Fatah está alcanzando cotas sin precedentes y hace temer el estallido de una guerra civil.

Haniya llama a la unidad palestina

Allí, ante decenas de miles de palestinos el portavoz de la facción parlamentaria de Hamás, Jalil Al-Haya ha afirmado que el presidente palestino, Mahmud Abás "ha declarado la guerra a Alá y la voluntad del pueblo palestino".

Al-Haya ha renovado públicamente sus votos con Alá sobre la obligación (divina) de nunca reconocer a Israel

"Debemos golpear con puño de hierro a todos aquellos implicados en herir a nuestros líderes y miembros, y a todos los que causan las disputas entre nosotros", agregó.

Más tarde y en su intervención, el primer ministro palestino y líder del grupo islámico Hamás, Ismail Haniya, ha apelado a la unidad nacional, al tiempo que afirmó que los que le atacaron anoche cuando entraba en la franja serán perseguidos por la ley.

"Os llamo a que mantengáis la unidad nacional y la preservación de la sangre palestina. Permanezcamos unidos por el bien de la tierra liberada y los lugares santos", afirmó Haniya en un discurso calificado por analistas locales de mesiánico y plagado de referencias al Islam. 

Por su parte, fuentes de Al-Fatah, han indicado que Hamás pretende hacer explotar la situación en un intento de torpedear el discurso que mañana, sábado, tiene previsto pronunciar el presidente Abás, en el que presumiblemente anunciará un referéndum sobre la convocatoria de comicios anticipados.

35 heridos en enfrentamientos

El número de palestinos heridos el viernes en enfrentamientos armados entre seguidores de Hamás y Al-Fatah en Cisjordania y Gaza superó los 35, dos de ellos en estado crítico, informaron fuentes médicas y testigos presenciales.

En la ciudad cisjordana de Ramala los enfrentamientos se produjeron durante una manifestación organizada por el movimiento islámico en la céntrica plaza de Al-Manara de la ciudad, a la salida de la mezquita Abdel Nasser.

Los participantes en la manifestación, que tenía por objeto conmemorar el establecimiento de la organización, chocaron con activistas de las "Brigadas de los Mártires de Al-Aksa", facción armada vinculada a Al-Fatah, que trataron de impedir que la procesión atravesara la céntrica plaza de la ciudad.

También en la ciudad de Gaza se produjeron enfrentamientos a la salida de la mezquita, dijeron fuentes de seguridad palestinas.

Al menos cuatro personas resultaron heridas en enfrentamientos armados entre militantes de Al-Fatah y miembros de las fuerzas de seguridad leales a Hamás.

Milicianos de Al-Fatah dispararon contra un puesto de las fuerzas de seguridad de Hamás en el centro de Gaza, después de que el movimiento islámico decidiera desplegar en distintos puntos de la franja a miembros de su brazo armado.

Regresó sin el dinero

Estos incidentes ocurrían un día después de que un grupo armado no identificado disparara contra el primer ministro palestino, Ismail Haniya, en el cruce de Rafá -entre Gaza y Egipto-, en medio del caos causado por la decisión inicial de Israel de cerrar el puesto fronterizo e impedir la entrada del mandatario en los Territorios Palestinos.

El primer ministro palestino regresó en la noche del jueves Gaza tras ser retenido durante varias horas en el paso fronterizo de Rafah por orden israelí, para evitar que introdujera el dinero recaudado en una gira por países de la región, lo que provocó un enfrentamiento entre palestinos en el que su hijo resultó herido.

Finalmente, la suma recaudada por Haniya fue depositada en un banco de la ciudad egipcia de El Arish, a unos 35 kilómetros de la franja de Gaza.