Triunfo electoral
El presidente de Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se abrazan en Valencia tras conocer sus triunfos las elecciones municipales y autonómicas de 2011. Juan Carlos Cárdenas / EFE

El juez Castro ha decidido enviar la parte del caso Nóos que afecta al expresidente valenciano Francisco Camps y a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, al TSJ de la Comunitat Valenciana. El magistrado se inhibe por la condición de diputados autonómicos de ambos políticos, lo que hace que solo puedan ser investigados por el TSJCV.

Este tribunal deberá estimar si acepta la causa e investiga las posibles adjudicaciones a dedo de diferentes eventos como la Valencia Summit o los Juegos Europeos a Nóos. Las declaraciones de Urdangarin y Diego Torres pusieron a ambos políticos en el punto de mira del juez por las supuestas reuniones que estos revelaron que tuvieron con ambos dirigentes, una incluso en La Zarzuela.

Camps siempre ha guardado silencio y Barberá niega que haya firmado ningún documento porque se encargó de ello la Fundación Turismo Valencia (que depende de las aportaciones económicas del Ayuntamiento y está presidida por el vicealcalde, Alfonso Grau). Castro preguntó la semana pasada a Les Corts si ambos eran diputados y el Parlament contestó afirmativamente. Si el TSJCV acepta la causa, lo más probable es que sean imputados.

En un auto dictado en enero en el que imponía la fianza a Urdangarin y Torres, el juez de Nóos señalaba ya "indicios racionales de que en la ciudad de Valencia había tenido lugar una serie de hechos de apariencia delictiva".

En su última declaración ante el magistrado instructor el pasado febrero, Diego Torres declaró que Urdangarin y él se habían reunido con Camps y Barberá en 2004 en el Palacio de la Zarzuela para hablar sobre la celebración del primero de estos foros Valencia Summit.

Además, Torres entregó al juez un escrito la semana pasada en el que explicaba detalles de dicha reunión y aseguraba que, aunque no lo podía precisar con seguridad, la fecha más probable de que tuviera lugar ese encuentro era el 29 de enero de 2004. Por su parte, Urdangarin admitió ante el juez que esa reunión con el expresidente y la alcaldesa se produjo, pero negó que fuera en Zarzuela.

Urdangarin reconoció que los trabajos del Instituto Nóos para preparar la primera edición de la Valencia Summit comenzaron antes de que la entidad firmara el convenio con la Generalitat para organizar dicho evento. Admitió que el acuerdo para organizarla debió ser de forma verbal y con cierta antelación, ya que el convenio para organizar la cumbre se firmó el 8 de septiembre de 2004 y la Valencia Summit tuvo lugar el 24 de octubre, un margen "muy apretado".

El Valencia Summit, un encuentro sobre deporte del que se celebraron tres ediciones en la capital levantina (2004, 2005 y 2006), fue organizado por el Instituto Nóos y pagado con fondos públicos que la Fiscalía Anticorrupción considera injustificados. La Fiscalía, al calcular la fianza de responsabilidad civil para los dos principales imputados, Urdangarin y Torres, estimó en 3.512.000 euros el dinero que llegó a cobrar el Instituto Nóos por contratos firmados con administraciones valencianas.

Nóos cobró esas cantidades en virtud de convenios con la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau y la Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana, para organizar los congresos Valencia Summit.

Consulta aquí más noticias de Valencia.