Miguel Arias Cañete
El ministro Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, durante la XIX Interparlamentaria del PP que se celebra en Salamanca.

La compañía Petrolífera Ducar S. L., de la que el ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete fue presidente hasta enero de 2012, puja por un negocio petrolífero en Ceuta que puede generar 600 millones de euros anuales. Su gran competidor en este negocio es otra empresa que tiene como accionista a otro peso pesado del PP en el área económica: Miguel Marín Cózar, exasesor económico del expresidente Aznar y actualmente responsable del departamento de Economía y Políticas Públicas de FAES, el laboratorio de ideas del PP.

Cañete, cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, es actualmente accionista de la petrolera Ducar S.L., de la que tiene 85.349 participaciones valoradas en 165.000 euros, según la última declaración de bienes que presentó en Congreso. Ahora la dirige el cuñado de Cañete, Miguel Domecq Solís. Cañete ha tenido que defender en los últimos días que su petrolera no contrata con la Administración pública, a pesar de que el diario El País publicara que el ministro ocultó al Congreso que Ducar no solo tiene contratos con la Administración, sino que funciona gracias a una concesión administrativa. En mayo de 2008, según el BOE, la autoridad portuaria de Ceuta (dependiente de Fomento) concedió hasta 2020 a Ducar una concesión para que almacene y suministre combustible a barcos. Marín Cózar, por su parte, es accionista de Biocarburantes del Estrecho, una sociedad en la que participan entre otros el grupo vasco Biva, la consultora Eneas y una petrolera extranjera. ¿El motivo de disputa? Una jugosa parcela de 24.000 metros cuadrados en la Fase 1 del puerto de Ceuta, la única parte del puerto que de momento ha sido ampliada y tienes solares para construir.

Biocarburantes ganó en julio de 2007 un concurso para instalar y explotar durante 23 años una planta de biodiesel en el puerto (que depende de Fomento), pero siete años después, trabas administrativas y la entra en liza de nuevos pretendientes, como Ducar y Cepsa, han paralizado el proyecto. La planta de biodiesel iba a servir para suministrar combustible a los miles de barcos que cruzan el estrecho de Gibraltar, el segundo canal marítimo de mayor tráfico del mundo. Por allí pasan, de media, 12.000 buques anuales. Para hacerse una idea del volumen de negocio que puede suponer, el puerto de Ceuta ha suministrado en los últimos cinco años una media anual de 550.000-650.000 toneladas de combustible.

Por Ceuta pasan cada año 12.000 buques y se suministran entre 550.000 y 650.000 toneladas de fuel "La Fase 1 es la única zona industrial que queda en el puerto de Ceuta, de ahí lo apetecible que son las pocas parcelas que quedan. La de Biocarburantes es de las mejores. Y no hay que olvidar las ventajas fiscales y competitivas que supone implantar un negocio en Ceuta. Todo esto explica los problemas que han surgido en torno a este caso en concreto", señala a 20Minutos un consejero del Puerto, que prefiere no ser citado.

Un negocio emergente

La planta de biodiesel iba a poder suministrar 250.000 toneladas de combustible al año, de las que 100.000 se iban a destinar al 'bunkering’ (el suministro de combustible a los barcos). Según la memoria del puerto del año 2012, este es un negocio emergente, ya que “las operaciones de 'bunkering' se hacen de forma directa con los buques y esta actividad ha seguido creciendo en los últimos cuatro años”. Cepsa y Vilma ya llevan años con este negocio, "y la llegada de un nuevo competidor no ha sentado nada bien", explica el mismo consejero. Biocarburantes iba a invettir 72 millones de euros y crear 100 empleos. Ante la nueva competencia, Ducar se asoció el 1 de enero de 2009 con la petrolera española Vilma Oil.

¿Por qué todos quieren esa parcela?

El nuevo plan urbanístico de Ceuta obliga a Cepsa y a Ducar a irse de los terrenos donde ahoran tienen sus depósitos. Ducar está en el barrio de San Amaro, y Cepsa, en Loma Margarita. En ellos está previsto construir 658 viviendas. Para dejar sus instalaciones actuales, las dos petroleras deben buscar una nueva ubicación, y solo es posible en la Fase 1 del puerto. Fuentes solventes aseguran que Ducar y Cepsa ejercen presión para hacerse con el terreno de Biocarburantes. "Y tienen todas las papeletas de ganar", señalan esas mismas fuentes. De hecho, sorprende que la Ciudad Autónoma haya nombrado como uno de sus cuatro representantes en el consejo del puerto a Jesús Gabari Lebrón, quien fue delegado de Cepsa en la ciudad.

Trabas administrativas y jurídicas

Una vez que Biocarburantes ganó el concurso, empezaron los problemas administrativos y jurídicos. Otra de las empresas que se presentó al concurso, Parques de Valgrande, denunció la adjudicación. El caso llegó al Supremo, que ha dado la razón a Biocarburantes. Después, el Gobierno de la ciudad autónoma denegó las licencias de obra y actividad argumentando que el proyecto incumplía una ley de 1961: el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (RAMINP).

Es una ley confusa, ya que en principio fue derogada por la Ley 34/2007, de 15 de noviembre. No obstante, la derogación no fue total. Es decir, cada Comunidad o ciudad autónoma decide si la sigue aplicando o no, y Ceuta decidió aplicarla en este tema. La planta de biodiesel debía estar a 2.000 metro del núcleo urbano.

Ceuta no concedió la licencia de la planta aplicando una ley de 1961 "Sin embargo, Ceuta no ha aplicado este mismo criterio a otras instalaciones, como cuando Endesa amplió su planta de electricidad, cuando se abrió una gasolinera al lado de un colegio o cuando se implantó una planta asfáltica cerca del núcleo urbano. Todas están más cerca de la ciudad que nuestra planta", explica un portavoz de Biocarburantes. Por ejemplo, los actuales depósitos de Ducar en la ciudad están a menos de 100 metros de viviendas.

El juez ha dado la razón a la empresa

Un juzgado de Ceuta anuló en septiembre de 2012 la decisión del Gobierno de Ceuta de no conceder esa autorización ambiental a Biocarburantes. La sentencia es firme y no cabe recurso. Mientras tanto, "las empresas de almacenamiento de hidrocarburos Cepsa, Vilma Oil y Grupo Ducar han solicitado su ubicación en la Fase 1 de puerto. Las tres practicamente cubrirían los 150.000 metros cuadrados ganados al mar", explica el consejero del puerto antes citado.

"Ahora todo depende del Gobierno de la ciudad. De momento, no le hemos dado ningún destino a esa parcela, aunque tendrá uso industrial", señala Gerardo Toral Carleton, secretario del consejo de administración del Puerto. "Tenemos cientos de peticiones para esos terrenos, entre ellos Ducar y Cepsa", confirma Toral. "Se valorarán los grandes proyectos de uso portuario", concluye. 

Indemnización millonaria

Biocarburantes ha puesto finalmente una demanda de responsabilidad patrimonial al Puerto de Ceuta, la Ciudad Autónoma y el ministerio de Fomento por retrasar injustificadamente el proyecto. Pide 200 millones de euros, aunque su prioridad es poder construir la planta de biodiesel. "Este caso ha supuesto un enfrentamiento personal entre Marín Cozar y Arias Cañete. Ducar y Cepsa no quieren un nuevo competidor en la zona, que además tiene como socio a una importante petrolera extranjera que ya copa el mercado en otros países europeos", señala una fuente solvente del PP.

Un portavoz del ministro Cañete se limitó a explicar a 20minutos que Cañete tiene un porcentaje mínimo en la petrolera de la que fue presidente, que apenas llega al 3%, y "que la parcela por la que puja Ducar no es la misma que quiere Biocarburantes del Estrecho. El ministro también posee 23.585 acciones de Petrologis Canarias SL por valor de 160.976 euros, dedicada al almacenamiento y suministro de combustible a buques en las Palmas de Gran Canaria. Petrologis Canarias SL se escindió de Ducar SL en septiembre de 2008.