Un niño de nueve años falleció este sábado a causa de un corte de digestión tras sumergirse en la piscina de una finca en la que se encontraba con otros familiares celebrando una comunión, en la localidad sevillana de Peñaflor.

El alcalde de la localidad sevillana, Fernando Cruz (PSOE), ha indicado que la autopsia que se le ha realizado al menor en la mañana de este domingo confirma que su muerte no fue debida a causas violentas, sino que apunta a un corte de digestión.  

De este modo, el niño se habría extraviado cuando jugaba por la tarde del sábado después de almorzar en la comunión de una amiga y habría terminado en la piscina donde fue hallado sin vida sobre las 21.20 horas, sin saber si el menor se cayó o se bañó en la misma intencionadamente.

Fernando Cruz ha destacado que ha sido un "accidente muy desgraciado" y "un palo muy gordo" para este municipio, donde este domingo a las 18,00 horas se oficiará la misa por el pequeño en la parroquia.  

El alcalde ha acudido personalmente al tanatorio de la SE-30 a dar el pésame a los padres, naturales de La Puebla de los Infantes pero que llevaban años residiendo en Peñaflor. La investigación del caso la ha llevado el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lora del Río.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.