Evo Morales
El presidente de Bolivia, Evo Morales, en una fotografía de archivo. ARCHIVO

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha asegurado que "la mujer para el varón es sustituta de la mamá" porque es "cariñosa, se preocupa por la alimentación, se preocupa por uno". Así lo ha dicho durante una entrevista, publicada este viernes por la revista boliviana Oxígeno, en el que trata aspectos íntimos de su vida.

De 53 años, soltero y padre de dos hijas de madres diferentes, Morales señala que el perfil de su mujer ideal responde al de una que sea como su "mamá", porque "no hay tipos de mujer, hay una sola", aunque reconoce que "no sé si es machismo, puedo estar equivocado".

A vos te van a meter en la cárcel o te van a mandar al cementerio. No quiero estar viuda ni quiero sufrir En cuanto a sus romances, el mandatario boliviano ha admitido no saber si en alguna ocasión ha hecho llorar a una mujer, aunque reconoce que entiende "perfectamente" por qué desde que se convirtió en líder sindical, entre las décadas de los 80 y los 90, ninguna quiere casarse con él: "Una vez pregunté: '¿por qué me dejas, si yo quiero casarme contigo?' y ellas me decían: 'no, no, no. A vos te van a meter en la cárcel o te van a mandar al cementerio. No quiero estar viuda ni quiero sufrir".

Sobre sus rutinas, asegura que su "resistencia muscular y fortaleza física" es el resultado de que de niño caminó "bastante", pero también de su alimentación, "tan natural", a base de mote, tostado, papa y quinua. Precisamente, es un apasionado de la sopa —toma dos al mediodía y una para desayunar— y se confiesa "el más comilón del Palacio".

En esta entrevista abordó también su conocida falta de sueño. Un problema que, admite, le preocupa, sobre todo a partir del año 2007, cuando se encontraba preparando una visita a Bolivia del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez y, en cinco días, durmió solo tres horas, lo que hizo que después no pudiese recordar qué había dicho en sus intervenciones públicas: "En el fondo casi me vuelvo loco".

Chávez, "como un hermano"

Precisamente, también hizo referencia a Chávez, al que considera "como un hermano" y cuya muerte el pasado mes de marzo le afectó profundamente. De esta forma, recordó las arepas que el venezolano mandaba preparar y cómo en una ocasión repartió teléfonos entre los presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) para que pudieran comunicarse directamente con él.

"Dudo que haya otro con la característica de Hugo Chávez (...) Era particular por su oratoria, sus bromas, su contacto con el pueblo, su determinación y su voz contra el imperio", dijo Evo Morales.

Preguntado sobre qué hará cuando deje la presidencia, el mandatario, que cree en sus padres y en la energía de la madre tierra, aseguró que le gustaría irse a vivir a la zona de la que es originario, la región cocalera del Chapare, en el centro del país: "El deseo que tengo es hacer habitaciones en mi chaco. Quisiera invitar a mis ministros. Tengo plantaciones. Quisiera hacer cosechas, hacer parrilladas, que vengan con sus nietos".