La implantación de la televisión digital terrestre (TDT) en España se está acelerando, como muestran los datos de venta de receptores.

Según cifras anunciadas el jueves por la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (Asimelec), en 2006 se han vendido en el país dos millones de receptores de TDT y medio millón de televisores que incorporan ya en su interior la tecnología para recibir los canales digitales terrestres.

Aunque de esta cantidad, un 70% son decodificadores de bajo precio calidad.

El pasado mes de junio el Ministerio de Industria dijo que la TDT ya llegaba a más de tres millones de hogares.

Para impulsar la transición a esta nueva televisión, que ofrece más contenidos y mejores imágenes, el Ministerio de Industria decidió repartir el año pasado 20 canales digitales entre las cadenas privadas y públicas de televisión.

Según el calendario oficial, en abril de 2010 todas las cadenas de televisión emitirán sólo con esta nueva tecnología digital cuando se produzca el denominado "apagón tecnológico".

Contrariamente a la tecnología analógica actual, la sintonización de la TDT requiere el ajuste de las antenas y la compra de un receptor.