señal elevada
La señal elevada

El consistorio de Almàssera (Valencia) ha elevado a cuatro metros una señal de tráfico para evitar que un vecino del municipio cambie la ortografía de la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV) que se utiliza en la localidad tanto para estos elementos como para cualquier escrito del consistorio ya que sustituía la frase 'Excepte Garajos' por la de 'Excepte Garatges'.

El vecino había modificado ilegalmente hasta cuatro veces el contenido de la señal

Según informaron fuentes municipales en un comunicado, el Ayuntamiento "se ha visto obligado a cambiar una de las señales de tráfico del municipio, ya que un vecino ha modificado hasta cuatro veces en los últimos meses de forma ilegal" su contenido.

La señal, que está situada en la calle Salvador Giner, recientemente peatonalizada, "indica 'Excepte Garajos' utilizando el valenciano de la Real Academia que desde hace más de 15 años se utiliza en el pueblo de Almàssera para todas las señales de tráfico así como para cualquier escrito que se realiza desde el Ayuntamiento".

Según con el consistorio, "desde que la señal se instaló en la entrada de la calle", el vecino, --que suponen que reside en alguna vivienda cercana a la zona "dado que las demás señales de la localidad siguen intactas"--, "ha cambiado el contenido poniendo 'Excepte Garatges'".

Para evitar que este altercado vuelva a suceder, "la Concejalía de Seguridad ha instalado una señal antivandálica de cuatro metros de longitud para evitar que la persona vuelva a cambiar el contenido de dicha señal".