Siete modelos de sillas infantiles de coche suspenden en materia de seguridad, según RACE

Tal vez haya que cambiar las sillas de niño para el coche.
Tal vez haya que cambiar las sillas de niño para el coche.
ATLAS

Siete sillas infantiles para el coche han recibido un suspendo por parte de El Real Automóvil Club de España (RACE), junto a otros automóvil club europeos, que han evaluado 33 sistemas de retención infantil presentes en el mercado.

El suspenso les ha llegado por bajas calificaciones en seguridad, manejo y ergonomía, presencia de sustancias nocivas, así como limpieza y confección, según el Informe sobre la Seguridad en los Sistemas de Retención Infantil (SRI).

El objetivo de este estudio, que se lleva realizando desde hace más de diez años, es "estudiar con profundidad" este tipo de sistemas, que mantienen sujeto al vehículo al niño en caso de impacto, con el objetivo de permitir "una compra con la máxima información posible".

De las 33 sillas analizadas, dos han sido calificadas como "muy satisfactorias" (Peg Perego Primo Viaggio SL con Isofix y la Kiddy Phoenix Pro2); 15, "satisfactorios"; nueve, "aceptables" y siete suspensos. La peor calificación en el test lo obtuvo el modelo Babyauto Sinar, tras suspender una prueba de impacto lateral y el examen de sustancias nocivas.

Los modelos que han recibido el suspenso son: Jané Strata & Strata Platform (Hasta 13 kg (0+), hasta 1 1/2 años, aproximadamente), Renolux Stream (Grupos 0+ y I. Hasta 18 kg, o hasta 4 años), Joie Stages (Grupos 0+ - I - II. Hasta 25 kg, o hasta 7 años), Britax Max-Way (Grupos I y II. Hasta 25 kg, o hasta 7 años), IWH Multimax (Grupos I - II - III. Hasta 36 kg, o hasta 12 años) y Klippan Triofix (Grupos II - III. Hasta 36 kg, o hasta 12 años).

Revisión de la normativa

El RACE ha advertido que llevar una silla segura e instalarla correctamente reduce hasta en un 75% las lesiones en caso de accidente o impacto. En 2011 (último año para el que hay cifras consolidadas a 30 días después del accidente) fallecieron 42 niños, de los cuales casi el 40% no llevaba sistemas de retención infantil en el momento del siniestro.

Actualmente se está estudiando una revisión de la normativa para homologar los sistemas de retención infantil, que contempla obligar a que los productos deban superar una prueba de impacto lateral para obtener la homologación.

Además, el sistema de retención infantil ya no se elegirá en función del peso del niño sino según su tamaño y los niños deberán llevarse hasta los 15 meses en sentido inverso a la marcha (de aplicación para los SRI que se homologuen a partir de la entrada en vigor de la nueva norma).

No obstante, el RACE ha matizado que esta nueva normativa de homologación no implica ningún cambio para los padres que ya disponen de un sistema de retención infantil, ya que los modelos actuales pueden seguir utilizándose como hasta el momento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento