Sorprendente para muchos, no que haya sido reconocida su labor, sino la modalidad del premio, Comunicación y Humanidades, con que  la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz ha sido galardonada este jueves por la Fundación Príncipe de Asturias.

Puede que el de las Artes le fuera más a esta artista que ha terminado superando en celebridad a muchas de las que han sido objeto y objetivo de su cámara, pero también es cierto que el poder comunicativo de la imagen resulta, y más en nuestros tiempos, brutal.

Leibovitz se ha impuesto a la agencia Magnum y la periodista inglesa Christiane AmanpEl Jurado, presidido por García de la Concha (director del Instituto Cervantes), la ha preferido a ella antes que a la agencia de fotografía Magnum y a la periodista inglesa Christiane Amanpour, que también optaban al galardón.

El motivo del premio: "Es una de las dinamizadoras del fotoperiodismo mundial y es una de las fotógrafas más respetadas en Europa y América", ha señalado el Jurado. "Tras una etapa como reportera que finalizó en la Guerra del Líbano, ha firmado decenas de portadas de las revistas más prestigiosas y se ha consagrado con instantáneas y retratos que reflejan una época de la política, la literatura, el cine, la música y el deporte a través de sus protagonistas".

Un galardón que también obtuvo la que fue su pareja y a la que siempre ha considerado el gran amor de su vida, la fallecida Susan Sontag, quien en 2003 obtenía el Príncipe de Asturias de las Letras. Sontag alertó de la perversión y desensibilización de la sociedad a la que estaba llevando la sobrecarga de imágenes.

Célebre como las estrellas de sus imágenes

La célebre Leibovitz (Waterbury, Connecticut, 1949), no sólo está considerada la fotógrafa viva más importante del momento, más influyente y la mejor pagada, sino que cuenta con la designación por parte de la Biblioteca del Congreso de EE UU de "Leyenda viva". La revista American Photo la señaló como la fotógrafa con mayor influencia del mundo.

Son muchas las caras conocidas que han posado para esta a su vez estrella: Mick Jagger, Michael Jackson, Bob Dylan o Bruce Springsteen, para los que realizó varias de sus portadas más emblemáticas. Algunas de sus imágenes más populares fueron vistas en nuestro país en 2009, con la exposición Annie Leibovitz. Vida de una fotógrafa 1990-2005 en la sala Alacalá 31 de Madrid, después de haber sido expuesta en EE UU, París y Londres.

Fue además la última en fotografiar a John Lennon antes de ser asesinado en 1980. Célebres imágenes del Beatle retratado desnudo junto a Yoko Ono en su apartamento de Dakota. Una sesión de fotos que tenía lugar sólo unas horas antes del asesinato de Lennon.

Fue la última en retratar a Lennon, sólo unas horas antes de ser asesinadoOtro de sus grandes aciertos fue la imagen de una embarazada y bellísima Demi Moore que se convertiría en icono a imitar. Muchas famosas repetirían imagen y siguen haciéndolo. Fue ella la creadora de una tendencia, famosos embarazos desnudos, que sigue en pie y que han aprovechado unos cuantos fotógrafos. 

Es también de su cámara de donde salieron las primeras imágenes de la hija de Cruise y Holmes, la pequeña Suri, antes de convertirse en el icono que quizá desafortunadamente es hoy, y que fueron portada de una de las publicaciones con las que más colabora, Vanity Fair. De su buen ojo salió también la escenográfica y sensual imagen de Scarlett Johansson y Keira Knightley desnudas junto a Tom Ford.

Disney no dejó tampoco escapar la buena vista de la artista, contratándola para algunas de sus últimas campañas, protagonizadas por conocidas caras en el papel de algunos de los personajes más populares de las películas de Disney: Penélope Cruz,Beyoncé, Jessica Biel... También puso al actor Connery delante de su cámara.

Lo que no haya conseguido la norteamericana... Incluso más: las propias estrellas saben que hasta que su cámara no las apunta aún les queda un importante escalón.

Y polémica desde sus fotos hasta su vida

No todo ha sido halago para la artista, la polémica también la ha rondado a causa de algunas de sus imágenes. Es el caso de la que realizó al cadáver de Sontag, fallecida en 2004 por un cáncer, o la de su propio padre muerto.

Llegó incluso a estar al borde de la pérdida total de sus bienes Polémico también fue el retrato de la cantante Miley Cyrus, realizado cuando aún era menor de edad (15 años), y en el que aparecía tapado su pecho por una sábana. Y por supuesto las fotos a la Reina de Inglaterra también le trajeron problemas.

Aunque lo que de verdad puso a la norteamericana en serios apuros fueron sus deudas económicas, algo más que sorprendente dados los fuertes ingresos que obtenía con su trabajo. Llegó incluso a estar al borde de la pérdida total de sus bienes.

Y aunque no debería ser objeto de polémica o sorpresa a estas alturas, la realidad es que hay cosas que aún no están superadas: Madre soltera de tres hijas, una de ellas la tuvo pasados los 50 años, y las otras dos fueron gestadas en un vientre de alquiler.  Por suerte ésta no es la noticia del momento sino el reconocimiento a su trabajo.