La Ley de Memoria histórica sigue adelante tras el rechazo del Congreso a las enmiendas de PP, IU y ERC

  • En el pleno del Congreso que ha aprobado la Ley.
  • Las tres enmiendas presentadas (PP a la totalidad y ERC e IU parciales) han sido rechazadas.
  • Sólo PP cree que la Ley va contra el pacto que supuso la transición de la dictadura a la democracia.
Zapatero y Rajoy se saludan en el pleno de hoy, donde lamentaron la muerte de Loyola de Palacio.
Zapatero y Rajoy se saludan en el pleno de hoy, donde lamentaron la muerte de Loyola de Palacio.
EFE

La enmienda a la totalidad presentada por el PP ha sido rechazada del mismo modo que las parciales que propusieron Izquierda Unida y Esquerra Republicana, que consideran insuficiente la ley.

El veto del PP sólo contó con los votos del grupo popular, mientras que las enmiendas de IU-ICV y ERC recibieron el apoyo de los grupos proponentes así como del BNG, EA y Nafarroa Bai.

Poco después se aprobó la ley.

Posturas sobre la ley

  • Gobierno: "reconoce a los que han sufrido"
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendio una
Ley de Memoria Histórica que "reconoce a quienes han sufrido en silencio durante años" y que no pretende reconstruir la historia.

De la Vega se encargó de defender el proyecto del Ejecutivo al comienzo del debate de totalidad, al que asiste el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y en el cual se discuten tres enmiendas presentadas separadamente por el PP, ERC e IU-ICV.

Esta es una ley heredera del mejor espíritu de la transición
"Esta es una ley heredera del mejor espíritu de la transición y del principio que nos condujo hacia una democracia estable y consolidada: la concordia", proclamó ante el hemiciclo.

Además de detallar las medidas propuestas para reparar a las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo, la vicepresidenta hizo hincapié en que con esta norma el Gobierno cumple "escrupulosamente" con los mandatos parlamentarios sobre la materia.

Así, además de la proposición no de ley de reparación de víctimas de junio de 2004, se refirió a la declaración que, por unanimidad, aprobó el Congreso hace cuatro años, el 20 de noviembre de 2002, donde por vez primera se reafirmaba "el deber" al "reconocimiento moral" de las víctimas de la guerra y la dictadura.

  • Partido Popular: "extemporánea" e "hipócrita"

El portavoz de Justicia del PP, Manuel Atencia, pidió hoy al Gobierno que retire la ley por considerar que es un proyecto "extemporáneo" e "hipócrita" que "torpedea la línea de flotación del régimen político democrático: la Transición y el pacto constitucional".

La ley remueve el barro y disfraza de concordia lo que es un paso más hacia la ruptura

El diputado recalcó la "contradicción" e "hipocresía" en la que se incurre al pretender la superación de viejas heridas "removiendo el barro" a través de un proyecto que "disfraza de iniciativa de concordia lo que no es más que un paso adelante en el proceso de ruptura del pacto de convivencia".

De hecho, acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de "traicionar al PSOE y a sí mismo", por haber "roto" con la "reconciliación" que han defendido en el pasado tanto él mismo como líderes de la izquierda, entre ellos Felipe González o Javier Solana.

  • IU-ICV y ERC: "equidistancia con víctimas y verdugos" o "amarga decepción"

Los portavoces de ERC , Joan Tardá, e IU-ICV, Joan Herrera, reclamaron hoy al Gobierno que rectifique el proyecto de ley de la llamada Memoria Histórica y de este modo no frustre las "esperanzas" de las víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista.

Joan Tardá aseguró que la iniciativa aprobada por el Gobierno ha provocado "una amarga decepción" en las asociaciones de víctimas ya que, entre otras cuestiones, no contempla la anulación de los llamados juicios sumarísimos.

"Esta ley es una humillación a las víctimas", denunció Tardá, quien a renglón seguido acusó al Gobierno de haber "sucumbido" a las presiones de las "altas esferas" de las Fuerzas Armadas y la judicatura.

Por su parte, el portavoz de IU-ICV, Joan Herrera, quien también defendió una enmienda de totalidad con texto alternativo, criticó la "equidistancia" del proyecto de ley del Gobierno que equipara a "víctimas con verdugos".

Para Herrera, "el colmo de la frustración" es la anulación únicamente simbólica de los llamados juicios sumarísimos porque "se ha negado, ya no sólo la posibilidad de condenar a nuestros "pinochets", sino incluso la posibilidad de anular las sentencias de nuestra represión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento