Hizbulá denuncia un "complot mundial" contra el régimen de Bachar Al Asad

  • "Lo que está teniendo lugar en Siria forma parte de un método bien calculado destinado a destruir a la resistencia (a Israel)", asegura la milicia.
  • "Se quiere convertir a Siria en un estado fallido que no pueda tomar sus decisiones sobre su petróleo, su gas y su fortuna", añade.
  • Hezbolá reconoce la presencia de combatientes de su formación en territorio sirio, en apoyo a Al Asad.
  • Una ofensiva del régimen sirio junto a Hizbulá se salda con 70 muertos.
Fotograma cedido por la televisión Al Manar que muestra al líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasrala, dando un discuros, en Beirut, Líbano.
Fotograma cedido por la televisión Al Manar que muestra al líder del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasrala, dando un discuros, en Beirut, Líbano.
Al Manar / EFE

El secretario general adjunto del partido-milicia chií libanés Hizbulá, Naim Qassem, ha afirmado este miércoles que su formación "no permanecerá indiferente frente al complot mundial contra Damasco", en medio de múltiples acusaciones contra el grupo por su participación del lado de las fuerzas de seguridad de Siria en los combates contra los grupos opositores armados.

"Lo que está teniendo lugar en Siria forma parte de un método bien calculado destinado a destruir a la resistencia (a Israel). Hizbulá no permanecerá indiferente ante este complot", ha indicado, según ha informado la cadena de televisión libanesa Al Manar, vinculada al partido.

En este sentido, Qassem ha destacado que "no hay dos ramas, militar y política, de Hizbulá ". "Las acciones de este partido se definen en el marco de objetivos precisos contra el enemigo sionista", ha recalcado.

Por otra parte, ha subrayado que la crisis política en Siria "no tiene nada que ver con el Islam ni con las reivindicaciones reformistas". "Se trata de un método para dañar la resistencia. Si no, la oposición aceptaría reunirse en la mesa de negociaciones para solucionar sus diferencias y satisfacer las necesidades populares", ha remachado.

Este mismo miércoles, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha denunciado que hay miles de combatientes de Hezbolá luchando en Siria junto a las fuerzas leales al presidente Bashar al Asad, con apoyo de Irán.

Hizbulá ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.

Sin embargo, el vicepresidente del consejo ejecutivo del partido-milicia, Nabil Kauq, manifestó a finales de abril que la intervención de la formación en el conflicto sirio "es un deber nacional y moral para la defensa de los libaneses que residen en las localidades fronterizas".

Combatientes en Siria junto a Al Asad

A principios de mayo, el secretario general de la formación, Hasán Nasralá, reconoció por primera vez la presencia de combatientes de su formación en territorio sirio y aseguró que los rebeldes no tienen la capacidad militar necesaria para derrotar a todas las fuerzas que luchan por el Gobierno de Al Assad.

Nasralá hizo hincapié en que el objetivo que "no es solo eliminar a Siria del eje de la resistencia", sino también "destruir el Estado y la sociedad para convertir a Siria en un estado fallido que no pueda tomar sus decisiones sobre su petróleo, su gas y su fortuna".

Ante ello, el líder de Hizbulá advirtió de que los aliados de Siria en la región no permitirán que el país caiga "en las manos de los americanos, Israel y los extremistas".

El papel de la formación islamista ha sido importante en los violentos enfrentamientos registrados en las últimas semanas en torno a la localidad de Qusair, de gran importancia estratégica en el marco del conflicto. El domingo, el Ejército anunció que había recuperado el control de la ciudad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento