La circuncisión masculina reduce a la mitad el riesgo de contraer el virus del sida, y podría evitar cientos de miles o incluso millones de nuevas infecciones, según unos estudios dados a conocer el miércoles.

Tiene el potencial de prevenir millones de infecciones en los próximos años

Circuncidar a los hombres dio tan buenos resultados que los investigadores pararon temporalmente dos amplios estudios clínicos en
Kenia y Uganda para anunciar los resultados, aunque advirtieron que el procedimiento no hace inmunes al virus a los hombres.

Varios dirigentes médicos alabaron los resultados, que calificaron de una manera potencialmente poderosa de reducir las infecciones por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) en África, el continente más golpeado por el sida.

"Tiene el potencial de prevenir muchas decenas de miles, a lo mejor centenares de miles o incluso millones de infecciones en los próximos años", informó a la prensa el médico Kevin De Cock, director del departamento de VIH/sida de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un estudio del Instituto Nacional de la Salud estadounidense en Kisumu, Kenia, que cubre a 2.784 jóvenes de entre 18 y 24 años, mostró una reducción del 54% de las infecciones por VIH entre los circuncidados respecto a los no sometidos a esta práctica.

Un estudio paralelo sobre 4.996 hombres de entre 15 y 49 años en Rakai, Uganda, mostró que los hombres circuncidados tienen un 48% menos de posibilidades de contagiarse que los no circuncidados.

Estudios similares

Las investigaciones ya habían notado antes que el VIH es menos frecuente en aquellos países en los que se practica la circuncisión masculina.

Los resultados del primer informe importante sobre este asunto salieron el año pasado de Sudáfrica, y sus autores concluyeron que hay una reducción del 60% por ciento en el riesgo del VIH para los circuncidados. Los investigadores han considerado estas nuevas pruebas como una fuerte confirmación.

Los resultados fueron similares en estudios realizados en 2005 en Sudáfrica
El médico Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo que el instituto ha terminado las dos pruebas por anticipado y que ofreció la circuncisión a todos los hombres involucrados. Las pruebas habían comenzado en 2005 e iban a continuar hasta mediados de 2007.

Fauci añadió que realizar esta práctica en adultos no protege completamente "y que debe ser como una poderosa suma, y no un sustituto, de otros métodos de prevención del VIH".

Según los expertos, la prevalencia de la circuncisión masculina varía notablemente entre los países africanos al sur del Sahara, y que en algunas zonas casi ningun hombre está circuncidado.