Elena Valenciano
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno que se celebra en el Congreso de los Diputados. Paco Campos / EFE

El ministro Alberto Ruiz Gallardón volvió a esgrimir la Constitución como justificación de la nueva ley del aborto que el Ejecutivo prepara. Lo hizo respondiendo a una pregunta de la diputada del PSOE, Elena Valenciano, en un intercambio verbal que ya se está convirtiendo en un clásico de las sesiones de control en el Congreso.

Valenciano preguntó por el supuesto de malformación en el feto, después de que el ministro afirmara este martes en el Senado que "el aborto jamás podrá ser por razón de discapacidad". La diputada socialista pidió al ministro que respondiera en nombre de "qué doctrina" hace esas argumentaciones y "qué explicaciones dará a las mujeres".

Las leyes restrictivas reducen el número de abortos segurosEl ministro reiteró que el Gobierno sigue el mandato de la Constitución y de hasta tres sentencias del Tribunal Constitucional y garantiza los derechos reproductivos y sexuales de la mujer y protege la vida del no nacido.

"Las leyes se hace para evitar los abortos clandestinos, pero las leyes restrictivas no hacen bajar los clandestinos, si no que reducen el número de abortos seguros; esto no lo digo yo, sino la ONU", anunció la diputada Valenciano que recomendó a Gallardón que lea dicho informe. "Espero que cuando lo lea deje de dar lecciones de vida a las mujeres, porque somos nosotras las que damos vida", espetó. "Ni aunque tuvieran los 350 escaños de esta cámara, tendría ustedes derecho a decir cuándo una mujer puede ser madre", afirmó.

Gallardón contraatacó afirmando que la diputada "tiene un problema con la Constitución Española". "¿A quién acusa de represor? Al PSOE, a Felipe González, a Ernest Lluch (que aprobaron las leyes del aborto anteriores)? Ustedes rompieron el consenso que existía en España sobre asunto", replicó el ministro.

Nuevamente, el titular de Justicia volvió a sacar a relucir uno de los aspectos más novedosos de su proyecto de ley: "En su ley de 1985, había pena de cárcel para las mujeres; en su ley de 2010, también; por primera vez, con esta ley, no habrá reproche penal para las mujeres porque las consideramos víctimas y no culpables".