El fraude de Madoff
Bernard Madoff protagonizó el mayor fraude ideado por una sola persona. El fraude alcanzó los 50.000 millones de dólares.El 29 de junio de 2009 fue sentenciado a 150 años de prisión. ARCHIVO

El exfinanciero judío-estadounidense Bernard Madoff, que cumple condena de 150 años en prisión por perpetrar la mayor estafa piramidal de la historia, cuenta desde este martes con su particular expositor en el museo nacional del crimen de EE UU.

Es el autor de la  mayor estafa financiera de la historia de este país

"Madoff es el autor de la considerada mayor estafa financiera de la historia de este país, y este expositor muestra la magnitud de sus daños", valoró en el acto de inauguración la jefa de operaciones del museo nacional del crimen en Washington, Janine Vaccarello.

En la vitrina destinada a Madoff pueden observarse objetos personales del exfinanciero de Wall Street, tales como una carta escrita a mano en la que pidió perdón a su hijo Andrew, una serpiente de madera que conservaba en su yate, o la llave maestra que abría todas las puertas de las oficinas que su empresa poseía en la Tercera Avenida de Nueva York.

Para reunir todos estos enseres, el museo encontró la colaboración del hijo de Madoff, Andrew, cuyo hermano fue hallado ahorcado en su apartamento en 2010 en lo que la familia calificó como una "tragedia" consecuencia del "monstruoso delito de su padre".

Estafa de 50.000 millones

Bernard Madoff, de 75 años, cumple una condena de 150 años de cárcel después de reconocerse culpable en 2009 ante un juez de Nueva York de haber montado y mantenido la mayor estafa piramidal de la historia de Wall Street durante dos décadas, que él mismo cifró en unos 50.000 millones de dólares.

Los delitos fiscales y, en especial, el fraude en inversiones son amenazas silenciosas

Un día antes de ser detenido, Madoff reunió a sus hijos, que trabajaban con él, y les contó que el verdadero éxito de su firma de inversión, Bernard L. Madoff Investment, consistía en captar constantemente nuevos clientes para destinar su dinero al pago de los intereses prometidos a los más antiguos.

"Los delitos fiscales y, en especial, el fraude en inversiones son amenazas silenciosas que están destruyendo los sueños de muchos estadounidenses hoy día", lamentó el exdirector asistente de la oficina del FBI en Washington, Joe Persichini.

Así, desde la sección de "Fraudes" del museo del crimen, Madoff compartirá emplazamiento con las grandes figuras del hampa estadounidense, desde el forajido del Salvaje Oeste Billy el Niño, hasta el jefe de los gángsters del Chicago de los años 20, Al Capone.