Las indicaciones en dependencia del Plan Nacional de Reforma no tendrán "ninguna" repercusión en Cantabria

Sanidad seguirá contratando personal eventual y mantendrá el ritmo de la actividad quirúrgica incluso en verano para luchar contra listas de espera
Sáenz De Buruaga, Sanidad
Sáenz De Buruaga, Sanidad
EUROPA PRESS

La consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado este martes en el Pleno que las "recomendaciones" del Gobierno de España sobre la atención a la dependencia en el Plan Nacional de Reformas no tendrán "ninguna" repercusión en Cantabria.

Así lo ha asegurado Sáenz de Buruaga en respuesta a una interpelación de la regionalista Rosa Valdés, a la que ha contestado que Cantabria está "haciendo lo que tiene que hacer" que es cumplir con lo acordado en el Consejo Territorial de Dependencia celebrado el pasado 10 de julio de 2012 para la "mejora" y "racionalización" del sistema, evitar su "colapso", conseguir un modelo "más justo" y sentar las bases para su futura consolidación.

La consejera ha insistido en que Cantabria "no tiene otras previsiones" que "culminar la implantación" de lo acordado en dicho Consejo y ha resaltado que la comunidad autónoma está haciendo desde entonces "los deberes".

Como en anteriores ocasiones, Sáenz de Buruaga ha negado que el PP haya introducido recortes en materia de dependencia y no se ha introducido "ni una sola medida de nueva implantación" más allá de los ya previstas por los socialistas cuando estaban al frente del Gobierno de España.

Así, Sáenz de Buruaga ha acusado a la regionalista de intentar crear "incertidumbre" a los ciudadanos con un discurso "torticero" que, según la consejera, ni la propia Valdés se cree.

Por otra parte, la consejera ha defendido que ahora con el actual Gobierno aquellas personas con capacidad económica por debajo del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) no tienen que aportar nada, a excepción del servicio residencial y, por otra parte, se priorizan las prestaciones de servicios por delante de las económicas. Además, ha recalcado que, actualmente, en Cantabria el sector de la dependencia emplea a 500 personas más que en 2009.

También durante el debate de este punto, la consejera se ha referido a la orden que está preparando el Gobierno de Cantabria sobre los requisitos de los cuidadores que, según ha dicho, está "muy avanzada" y a la espera de que el Gobierno de España apruebe el real decreto en esta materia.

En relación a los plazos de resolución de la Administración regional en materia de dependencia, la consejera ha señalado que las prestaciones de servicios o económicas tardan de media en resolverse cuatro meses y medio y, en todo caso, antes de los seis por lo que no hay que pagar retroactividad.

Tras escuchar a la consejera, Valdés ha acusado a Sáenz de Buruaga de negar recortes que "padece toda España" y Cantabria y de haber dejado "nuevos interrogantes" sobre el futuro de la dependencia, algo que, según ha dicho, le hace "echarse a temblar".

Además, ha preguntado a la consejera por qué si el PP considera que el sistema de dependencia de los socialistas era tan "insostenible" se comprometió a reforzarlo.

Listas de espera

Por otro lado, Saénz de Buruaga ha hablado también en el Pleno y a preguntas del PSOE sobre la gestión de las listas de espera, un asunto en el que, según ha avanzado, se va a continuar con medidas estructurales como la contratación de personal eventual y se va a mantener el ritmo de la actividad quirúrgica incluso en verano.

Según ha señalado, el 60% de los ocho millones de euros anunciados como primera anualidad del plan integral para la reducción de listas de espera, se destina a medidas estructurales, que van a ser complementadas con conciertos, como medida de apoyo.

La exvicepresidenta y portavoz de Sanidad del PSOE, Dolores Gorostiaga, ha preguntado a Buruaga "qué le ha hecho cambiar de criterio" en la política de concertación y las derivaciones de pacientes fuera del sistema. La consejera ha negado que exista "la menor contradicción o cambio de criterio en este asunto" y ha señalado que lo que defendía en la oposición es poner fin a las derivaciones forzosas fuera de la comunidad autónoma, como así se ha hecho, añadió.

Gorostiaga señaló que las listas de espera presentan hoy "peores resultados" de los que encontró el PP, que entonces los calificó, por boca de Buruaga, de "quiebra de la calidad asistencial". La vicepresidenta, sin embargo, defendió que los resultados bajo su mandato "son mejores que los mejores" de toda la serie histórica correspondiente al Gobierno de coalición PRC-PSOE.

Ley del aborto

Por otro lado, el Pleno ha desechado la moción del PSOE sobre la reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la que está trabajando el Gobierno de España, tras un debate en el que el PP ha acusado a los socialistas de usar el aborto para obtener un "rédito político".

Tras escuchar el planteamiento de la socialista Isabel Méndez, la diputada del PP ha advertido que el grupo parlamentario 'popular' no se pronunciará sobre una reforma que, según ha asegurado, aún no tiene ni borrador y no ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y ha acusado al PSOE de basarse en "hipótesis" y no "en certezas".

González ha opinado que el aborto requiere un "debate más sosegado" que el que plantean los socialistas, basado, según la 'popular', en la caracterización ideológica, y ha defendido que es una cuestión que va "más allá" de las creencias religiosas o de la ideología, ya que es una cuestión "de principios".

En este sentido, ha acusado a Méndez de aludir a las convicciones religiosas de los miembros del Ejecutivo regional o del PP y de usarlas como "arma arrojadiza" contra el Gobierno regional.

Ante esta acusación, la socialista ha asegurado que le importa "muy poco" la moral privada de los miembros del PP, salvo por el hecho de que han entrado con ella "en las casas y en los cuerpos" de las mujeres españolas y, entre ellas, las cántabras. Así, les ha reclamado que dejen sus convicciones ideológicas y religiosas "en casa".

Por su parte, la regionalista Matilde Ruiz ha defendido que la decisión de tener hijos y cuándo hacerlo es uno de los asuntos "más íntimos" de las mujeres y ha mantenido que los poderes públicos no pueden interferir en él.

Ruiz ha pedido al PP que no cambie la actual ley, aprobada durante el gobierno del PSOE en España, sino que apoye a las familias y a las mujeres que quieren ser madres. En este sentido, ha opinado que al PP "se le llena la boca hablando de la familia y la maternidad "para luego abandonarlos" retirando, entre otras, las ayudas dirigidas a apoyarlas.

Además, ha asegurado que la reforma de la ley del aborto, sobre la que "ni siquiera" se ponen de acuerdo los propios miembros del PP, no responde a una demanda social ni tiene soporte jurídico.

Tras acusar a los 'populares' de "empeñarse" en reformas legislativas que, a su juicio, "crean problemas", Ruiz ha exigido al PP que no intente "engañar" a la ciudadanía asegurando que con esta modificación de la ley del aborto "pretendiendo" que la forma de proteger la libertad de las mujeres que quieran continuar con su embarazo sea "privar" a las que quieran interrumpirlo desde la libertad de decidir por sí mismas, algo que, a su juicio , es "violencia de género estructural".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento