Comisión Europea
Sede de la Comisión Europea en Bruselas. ARCHIVO

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, ha instado a Francia a realizar reformas en su mercado laboral, retoques en el sistema de pensiones y reducciones en el gasto público como requisito previo para poder obtener una prórroga de dos años más para reducir su déficit fiscal.

La prolongación de la reducción del déficit solo se permite si va vinculada a una serie de reformas En una entrevista avanzada este lunes por el diario alemán Die Welt, que se divulgará íntegramente este martes, el comisario ha señalado que "una prolongación de la reducción del déficit solo está permitida si va vinculada a una serie de reformas", sobre todo, en la línea de los gastos.

En ese sentido, Oettinger, de origen alemán, enumeró que "Francia debería reformar su sistema de pensiones, liberalizar el mercado de trabajo y reducir la cuota estatal del 57%" con respecto al producto interior bruto (PIB). En el primer caso, en aras de la sostenibilidad, y en el segundo, a pesar de la reciente reforma francesa en ese ámbito.

Pero Oettinger ha ido más allá al advertir al gobierno socialista del presidente Françoise Hollande que "el nuevo entramado de reglas prevé" la posibilidad de sancionar a los "países que no cumplen con la disciplina presupuestaria", por lo que solo tendría que "utilizar esos instrumentos" porque, a su juicio, una "indulgencia excesiva" con "algunos países" enviaría una "señal errónea" al resto.