Ochocientas personas siguieron este fin de semana en Madrid la Red Bull BC One Madrid Cypher, un acto en el que los mejores b-boys y b-girls (personas que bailan b-boying o break dance) de España se enfrentan en batallas sobre linóleo basadas en pases de baile urbano, talento y piruetas.

El último combate ha sido pura poesía y emoción El ganador fue un viejo conocido de esos lares, Chey, que se hizo con la victoria por tercer año consecutivo.

"El nivel me ha sorprendido y estoy contento porque los dos b-boys más creativos son los que han llegado a la final", explicó Storm, uno de los miembros del jurado profesional, que describió el último 'combate' entre los dos bailarines favoritos como "pura poesía" y "emoción"

Según el resto de los componentes del jurado, Extremo y Cico, así como la organización, Chey, que traía dos títulos a sus espaldas, ganó gracias "al equilibrio entre musicalidad, dificultad de sus movimientos y una gran actitud".

Por el camino eliminó a contrincantes de talento como López, Vento, Lil Dani y V. O.

Ahora Chey representará a España en la final regional que se celebrará en Nápoles (Italia) el próximo mes de septiembre, un reto que será complicado, según reconoció el propio Chey.

"Aunque tengo cierta veteranía, el nivel europeo no tiene nada que ver con el nacional. No es que quiera desprestigiar a mis compañeros, pero aquí nos vemos más las caras, nos conocemos, y sabemos qué esperar del contrincante. Allí, todo es nuevo", explicó el b-boy.