La Alianza contra el Hambre y la Malnutrición, una iniciativa asociativa a nivel mundial y de carácter voluntario, ha iniciado su andadura en Asturias este lunes, tras la firma de sus compromisos por parte del Gobierno Autonómico, la Universidad de Oviedo, Unicef, la Fundación Alimerka, el Banco de Almientos, y una serie de ayuntamientos y colectivos sociales involucrados.

En el acto, que ha tenido lugar en el Edificio Histórico de la Universidad, han estado presentados numerosos representantes institucionales y del tercer sector. Ha estado presidido por el rector de la Universidad, Vicente Gotor, y la consejera de Bienestar Social, Esther Díez, junto con Juan Núñez, presidente del Banco de Alimentos de Asturias, Juan Luis Mallada Martínez, presidente de Fundación Alimerka y Ángel Naval Balbín, presidente Unicef Asturias.

La consejera ha mostrado su esperanza en que la Alianza se desarrolle como una forma de fomentar "el diálogo y el consenso", mientras que l rector ha mostrado su preocupación por que se cumpla el objetivo de reducir la pobreza mundial al 50% en 2015, algo que "está cada día más lejos".

Balbín ha matizado que en el mundo existen recursos suficientes para eliminar el hambre. "No es que no haya alimentos", ha criticado, advirtiendo que se desperdicia entre un 30% y un 50% de los alimentos que se consumen en el primer mundo.

Mallada ha mostrado su esperanza en que la Alianza permita abordar esta problemática desde la unión, con la que ha mostrado el compromiso de la Fundación Alimerka, y Núñez confía en que los pronunciamientos del ente generen políticas de actuación concretas contra el problema del hambre y la malnutrición.

Consulta aquí más noticias de Asturias.