Construcción
Canalizaciones de hormigón, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El sector de la construcción nos ofrece dos paradojas consecutivas. Pese a que el país sigue en crisis, como todo el sector, España fue la nación de la Unión Europea donde más creció la construcción en el último año. Y sin embargo, las seis grandes constructoras acumulan una deuda superior a 40.000 millones.

Según la oficina comunitaria de estadística Eurostat, la producción en el sector de la construcción creció en marzo un 2,4% en España respecto al mes anterior, una de las mayores subidas de toda la Unión Europea.

España fue el país donde más creció la construcción en términos interanuales, con un incremento del 16,6%, lo que convierte a este país en uno de los pocos Estados miembros para los que hay datos disponibles donde se experimentaron avances en este sector, junto a Hungría (9,9%), Rumanía (2,8%) y Suecia (0,8%).

La actividad constructora disminuyó un 7,9% en la zona euro y un 7,2% en toda la UE En la zona del euro, la producción retrocedió un 1,7% en la zona del euro en marzo respecto al mes anterior, mientras que en el conjunto de los Veintisiete lo hizo un 1,1%, según las primeras estimaciones de Eurostat.

Entre los países comunitarios para los que hay datos disponibles, la producción disminuyó en diez Estados miembros y aumentó en otros cuatro. Los mayores descensos se registraron en Portugal (-10,7%), República Checa (-7,6%) y Eslovaquia (-5,0%), mientras que las subidas las experimentaron Rumanía (2,8%), España (2,4%), Hungría (2,0%) y Reino Unido (1,7%).

En la comparación interanual, la actividad constructora disminuyó un 7,9% en marzo en la zona euro y un 7,2% en todo el bloque comunitario. La producción cayó nuevamente en diez países miembros y aumentó en cuatro. Los mayores descensos se dieron en Eslovenia (-31,8%), República Checa (-19,0%), Polonia (-16,9%) y Portugal (-16,7%), mientras que los aumentos más notables se observaron en España (16,6%) y Hungría (9,9%).

La construcción de edificios bajó un 7,1% en la zona del euro y un 6,8% en la UE, mientras que la obra civil cayó un 11,3% en el área de la moneda común y un 8,0% en todo el bloque comunitario.

Las seis grandes reducen su millonaria deuda

En este contexto, las seis grandes constructoras españolas acumulan una deuda conjunta superior a los 40.742 millones de euros durante el primer trimestre del año, un importe que, sin embargo, se ha reducido un 9% respecto al que se contabilizaba a cierre de 2012, cuando rozaba los 45.000 millones.

Hasta marzo, la facturación de las seis grandes se redujo un 6,8%A 31 de marzo, el mayor pasivo financiero lo concentraba Sacyr, 8.619 millones; seguida de Acciona, con 7.549 millones; FCC, con 7.254,2 millones; ACS, con 5.989 millones; Ferrovial, con 5.755 millones y OHL, con 5.576 millones.

En los tres primeros meses del año, estas compañías vieron reducidas además un 21% sus ganancias conjuntas, un periodo en el que solo FCC registró números rojos tras la política de saneamiento que ya puso en marcha el pasado ejercicio, coincidiendo con el relevo en su cúpula directiva.

Junto a la caída de los beneficios, la facturación de las constructoras se redujo un 6,8% y ésta se vio apoyada por la evolución de sus actividades en el exterior, con una cartera de internacional que representa más del 80% del total y que ha permitido compensar, en la mayoría de los casos, la caída del mercado doméstico.