Al menos 10 personas, entre ellas un jefe provincial, murieron este lunes en un atentado suicida contra edificios gubernamentales en Pul-e-Khumri, capital de la provincia de Baghlan, en el norte de Afganistán.

Mohamed Rasul Mohsini, responsable de la administración provincial, murió en el atentado perpetrado esta mañana junto con tres de sus guardaespaldas y varios civiles.

El terrorista, que iba a pie, detonó las bombas que portaba enfrente del edificio del Gobierno provincial, dijo un portavoz de la Policía, Javid Bashara.

Las tropas de la OTAN comenzaron a retirarse de Afganistán en 2011 y se espera que concluyan su retirada en 2014 Un portavoz del departamento de salud de la provincia, Zubai Akbari, elevó a 11 el número de fallecidos.

Un funcionario que prefirió mantener el anonimato relató que el terrorista vestía un uniforme de la policía afgana y atacó el coche de Mhosini enfrente del edificio que acoge el Gobierno provincial.

Aunque ningún grupo se ha atribuido los hechos, los talibanes suelen recurrir a los atentados suicidas en su lucha por derrocar al Gobierno afgano, lograr la salida de las tropas internacionales desplegadas en el país e implantar un régimen de corte radical islámico.

Las tropas de la misión de la OTAN (ISAF) comenzaron a mediados de 2011 a retirarse gradualmente de Afganistán y transferir la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

Este proceso debe concluir en 2014, si se cumplen los plazos previstos.