Los miembros de la Plataforma de Docentes por la Educación Pública que el viernes iniciaron un "encierro permanente" en el IES Las Aguas de Sevilla en protesta por el despido de 4.502 docentes interinos han denunciado el "deplorable" estado en el que se encuentran las instalaciones del centro en el que se encuentran.

"Jardines en estado salvaje, vestuarios con los techos llenos de humedades y con posibilidades de desprendimiento, cristaleras rotas, material deportivo en estado de deterioro, pistas semiabandonadas o un gimnasio propio de otras épocas" son las condiciones de las que alertan los interinos en una nota.

Así, consideran que estas instalaciones "de carácter tercermundista" son "impropias de un sistema educativo como el andaluz", lamentando que se produzca el "abandono" de este centro del barrio de San Pablo que está "amenazado" con el cierre.

Un portavoz de la Plataforma ha indicado a Europa Press que la intención del medio centenar de docentes asentados en el IES Las Aguas es la de mantener el encierro de forma "indefinida" hasta que la Junta de Andalucía atienda sus reivindicaciones.

De este modo, indica que ya se ha trasladado esta intención a la dirección del centro, la cual asegura que no ha puesto "ningún inconveniente", mientras que el encierro no afecte al normal funcionamiento del centro. Para ello, los interinos se trasladarán del gimnasio, donde han permanecido el fin de semana, a un salón de actos en desuso.

Este domingo ha vuelto a realizarse una concentración de apoyo frente al instituto en apoyo a los docentes encerrados, con representación de las ocho provincias andaluzas. Sus principales reivindicaciones pasan por pedir la eliminación "total e inmediata" del Plan de Calidad —frente a la suspensión progresiva que propone la Junta—, para contratar a interinos, así como que se convaliden las dos horas lectivas más que impone al profesorado el Real Decreto-Ley 14/2012 como guardias, tutorías y otras actividades docentes.

Los interinos reconocen que las medidas adoptadas por el Gobierno central han sido "nefastas" para estos docentes, 4.502 de los cuales fueron expulsados este curso del sistema educativo andaluz, pero reclaman a la Consejería que les "devuelva a las aulas".

Por su parte, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ya aseguró que hará "todo lo posible" para buscar recursos y permitir que el máximo posible de los interinos despedidos pueda volver a incorporarse al sistema educativo, señalando que más de 2.000 han sido reintegrados en el mismo. Asimismo, esta semana ha firmado una 'addenda' al acuerdo de regulación de interinos con las centrales sindicales de la Mesa Sectorial para posibilitar una mejor ordenación y conciliación de este segmento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.