La Diputación de Ciudad Real ha hecho pública la convocatoria de Becas a Cooperantes en Programas de Cooperación Internacional al Desarrollo correspondiente a 2013, para la que se ha asignado la cantidad de 100.000 euros.

"Con esta convocatoria el equipo de Gobierno de la institución provincial pretende apoyar a todos aquellos voluntarios sociales, naturales o residentes en la demarcación ciudadrealeña que sean mayores de edad y que estén dispuestos a cooperar en proyectos de desarrollo en lugares del mundo poco favorecidos, siempre con el objetivo de fomentar el espíritu de voluntariado y la solidaridad entre los ciudadanos", ha señalado el vicepresidente y diputado responsable de Servicios Sociales, Ángel Caballero.

Podrán solicitar las becas para cooperantes las personas que quieran participar en proyectos realizados por entidades con implantación en la provincia de Ciudad Real, previo acuerdo suscrito con la entidad responsable del proyecto, ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

Para el vicepresidente de la Diputación, con esta acción se pretende sensibilizar "en el compromiso y la participación ciudadana", incidiendo, como ya se hiciera en abril de 1995 desde la Declaración de Copenhague sobre Desarrollo Social, en el concepto de solidaridad "como palabra clave para erradicar la pobreza". "Tal vez no cambiemos la realidad, pero sí a las personas, favoreciendo además complementariedad de las culturas y la equidad", ha manifestado Caballero.

REQUISITOS

Los cooperantes, además de su condición de ser naturales o residentes en la provincia de Ciudad Real, habrán de estar en posesión de la titulación adecuada a las tareas que se vayan a realizar. Aportarán, asimismo, un currículum vitae y una autorización expedida por la entidad responsable del proyecto, que deberá estar legalmente constituida e implantada en la provincia de Ciudad Real. Asimismo se requiere el conocimiento del idioma internacional del país donde se desarrolle la actividad.

Además de carecer de finalidad lucrativa, las entidades que avalen a los cooperantes tienen que estar legalmente constituidas e inscritas en el Registro correspondiente y tener entre sus fines preferentes la realización de proyectos orientados al desarrollo y fomento de la solidaridad entre los pueblos.

Del mismo modo, tienen que disponer de sede o delegación estable en la provincia de Ciudad Real, entendiéndose a estos efectos como delegación, la presencia de estructura acreditada significativa de la entidad desde la que se gestionen proyectos y se desarrolle su relación con la Diputación Provincial. También deberán facilitar la estancia en el terreno, así como la información necesaria y los medios disponibles para que el cooperante pueda realizar su colaboración.

Por otro lado, los cooperantes están obligados a iniciar las prácticas en el proyecto de cooperación dentro del año de la concesión de su beca, mientras que las entidades han de comprometerse a la tutela del cooperante a lo largo del período de tiempo que se emplee en la materialización del proyecto y en garantizar al cooperante, a través de la contraparte, una estructura suficiente para llevar a cabo los objetivos propuestos en el proyecto presentado.

En este sentido, estas entidades deben conocer adecuadamente la estructura de la contraparte a efectos de poder realizar el seguimiento del cooperante y del proyecto presentado.

Por su parte, los cooperantes, además de someterse a las actuaciones de supervisión de los Servicios Sociales e Igualdad de Género de la Diputación, están obligados a presentar la memoria de la actividad realizada y la cuenta justificativa acompañada de los oportunos documentos justificativos, en el plazo de tres meses desde la finalización del periodo de cooperación.

El cooperante que resulte becado tendrá cubiertos los gastos de desplazamiento al lugar donde se desarrolla el proyecto y también los del regreso, así como los gastos de manutención y alojamiento. Dispondrá, igualmente, de una póliza de seguros en caso de enfermedad o accidentes durante el período de estancia en el extranjero y gastos de repatriación, así como gastos de visado de entrada en el país de destino. La duración mínima de esta póliza será de un mes y máxima de seis.

Cuantía de las becas

La cuantía de la beca estará en proporción a los gastos reales efectuados, fijándose como importe máximo en 1.500 euros para costear los gastos de viaje, visado y la póliza de accidentes y enfermedad, cantidad que se sumará a una ayuda mensual que garantice la manutención y el alojamiento, que no excederá en ningún caso de los 450 euros mensuales.

La Diputación ha establecido que el abono de esta beca se haga de forma fraccionada, realizando un primer pago del 50 por ciento del importe de forma anticipada, una vez resuelta favorablemente la convocatoria, y el otro 50 por ciento, previa justificación del total de la beca concedida.

La selección de los cooperantes se llevará a cabo teniendo en cuenta una serie de criterios, como son la pertenencia a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que trabajen en el ámbito de la Cooperación Internacional al Desarrollo u otras de finalidad social en su caso; la acreditación documental de formación específica o aptitud en cooperación internacional, cursillos de especialización, seminarios, entre otras.

Los interesados deberán presentar su solicitud por vía electrónica o en papel en el registro general de la Diputación de Ciudad Real, teniendo de plazo hasta el próximo 24 de mayo, según se desprende de las bases de la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincia de 23 de abril.

Siempre que se justifique adecuadamente, se podrá conceder una prórroga para el desarrollo de la actividad subvencionada. Además, la Diputación Provincial tendrá poderes para verificar el destino dado a los fondos y adoptar las resoluciones que procedan si resultase que las mismas no se hubieran dedicado a los fines para los que fueron concedidas.