La marca suiza de joyería Chopard fue víctima la noche de este jueves de un robo por valor de un millón de dólares (unos 776.000 euros), en joyas que tenía guardadas en un céntrico hotel de Cannes.

Los ladrones aprovecharon que el empleado de Chopard había salido a cenarLos ladrones, según explicaron fuentes policiales, entraron en la habitación de un empleado de esa casa aprovechando el momento en el que había salido a cenar, arrancaron la caja fuerte y se la llevaron.

La marca había optado por la discreción a la hora de guardar esos artículos, sin contar con medidas visiblemente ostentosas de seguridad, y no quiso hoy hacer ningún comentario sobre lo sucedido en el hotel Novotel.

Primer robo durante el festival

Se trata de la primera vez, según las fuentes, que la ciudad registra un robo de joyas por un valor tan elevado, y de la primera vez también que este tiene lugar durante el Festival de Cannes, que se inauguró el pasado miércoles y se clausura el próximo día 26.

La casa de joyería es uno de los patrocinadores de Cannes desde hace más de 15 añosEl encuentro es, además de una gran cita con el cine, un escaparate perfecto para las marcas de moda y de joyería, que prestan sus creaciones a las actrices que cada noche desfilan por la alfombra roja.

Chopard ha sido patrocinador oficial del festival desde hace más de 15 años, y como es habitual, las joyas estaban destinadas precisamente a esa fotografiada escalinata, por la que en las dos primeras noches lucieron creaciones de esa marca la actriz Julianne Moore o la modelo Cara Delevingne.

La suite de la firma durante el festival se encuentra en la séptima planta del hotel Martínez, donde anoche se entregó el Trofeo Chopard, que recompensa a jóvenes promesas cinematográficas, y que en esta edición recayó en la española Blanca Suárez, y en el británico Jeremy Irvine.