Barcelona, Castellón, Alicante y Madrid tienen el mayor excedente de vivienda nueva por vender

  • En relación entre población y 'stock', Castellón, Toledo y Almería son las provincias que cuentan con un mayor excedente por cada 1.000 habitantes.
  • Álava, Cantabria, Guipúzcoa, La Coruña, Madrid, Navarra, Valladolid y Vizcaya, las mejor preparadas para recuperar la actividad inmobiliaria.
  • El porcentaje de renta familiar dedicada a la hipoteca baja hasta el 34,3%.
Bloque de viviendas vacías.
Bloque de viviendas vacías.
ACN

Las provincias españolas que concentran el mayor excedente disponible de vivienda nueva son Barcelona, Castellón, Alicante y Madrid, de acuerdo con un estudio elaborado por Deloitte. Respecto al esfuerzo que hacen las familias para comprar, este trabajo subraya que el porcentaje de renta que dedican al pago de una hipoteca se sitúa ya en cotas de equilibrio.

En concreto, de las 50 provincias analizadas, Barcelona (con 60.077 unidades), Castellón (54.274 unidades), Alicante (49.333 unidades) y Madrid (45.537) son las provincias que cuentan con mayor stock disponible, mientras que, por el lado contrario, Badajoz (843), Cáceres (1.317) y Soria (1.966), registran el menor excedente.

Teniendo en cuenta la relación entre población y stock de vivienda nueva, por tercer año, Castellón, Toledo y Almería son las provincias que cuentan con un mayor excedente por cada 1.000 habitantes, en tanto que Badajoz, Cáceres y Vizcaya presentaron el menor ratio.

A pesar de la actual coyuntura económica, Deloitte subraya que 35 provincias están reduciendo su stock de viviendas nuevas sin vender, en especial, Badajoz, Navarra y Guadalajara, con un ajuste del 58%, 42% y 23% respectivamente desde el año anterior.

Más y menos preparadas para recuperar la actividad

Teniendo en cuenta su coyuntura económica y los indicadores inmobiliarios, Álava, Cantabria, Guipúzcoa, La Coruña, Madrid, Navarra, Valladolid y Vizcaya son las provincias mejor preparadas de cara a una recuperación de la actividad inmobiliaria.

Por otro lado, 30 provincias, entre las que destacan Barcelona, Valencia, Sevilla o Islas Baleares estarían en condiciones de normalizar su actividad en un momento posterior y a un ritmo menor. Por último, un grupo de 12 provincias necesitarán más tiempo para absorber el stock y dinamizar su mercado inmobiliario local, indica la consultora.

Con todo ello, y motivado por una caída acumulada del 22% en el precio medio de la vivienda desde el inicio de la crisis, el porcentaje de renta familiar dedicada al pago de la hipoteca de la vivienda ha descendido durante los últimos ejercicios hasta situarse en el 34,3%, un nivel "muy cercano a las cotas razonables de equilibrio", añade Deloitte.

El elevado precio de la vivienda de Barcelona y Guipúzcoa hace que sus respectivas tasas de esfuerzo sean, por tercer año consecutivo, las más elevadas de España. Por el contrario, la compra de vivienda en provincias como Murcia, La Rioja, Pontevedra o Lérida es más accesible, al registrar tasas de esfuerzo por debajo del umbral del 30%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento