Franja de Gaza
Un hombre vende balones de colores junto al muro de separación israelí a su paso por la localidad de Hizme, en la Franja de Gaza. EFE

El "número dos" del grupo chií libanés Hizbulá, jeque Naim Kasem, dijo que Israel es "una glándula cancerosa" para la región y prometió que su milicia continuará luchando "hasta la última gota de sangre".

La resistencia armada (Hizbulá) es la única que devuelve la dignidad

En un comunicado con motivo del 65 aniversario de la Nakba, el desastre que significó para los palestinos la creación del Estado de Israel, Kasem denunció "la agresión, ocupación y genocidio contra los palestinos".

Kasem criticó la postura de Occidente, en especial de EEUU, y de muchos estados árabes respecto a la causa palestina. En ese sentido, aseguró que "la resistencia armada (Hizbulá) es la única que devuelve la dignidad".

"Continuaremos defendiendo nuestro país y nuestra dignidad sin importarnos las voces que sirven a los EEUU e Israel. Resistiremos hasta la última gota de sangre", subrayó Kasem.

Miles de palestinos conmemoraron en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este la Nakba, en una efemérides salpicada por episodios de violencia durante la que sonó al mediodía una sirena de 65 segundos, uno por cada año de existencia de Israel.