Francois Hollande y Angela Merkel
El presidente francés Francois Hollande y la canciller Angela Merkel se abrazan durante un encuentro deportivo. GTRES

Los dos colosos de la economía europea no pasan por sus mejores momentos: Alemania creció un exiguo 0,1% en el primer trimestre del año 2013 y Francia entró formalmente en recesión, tras sufrir su segunda caída consecutiva del o,2% en el mismo periodo.

La economía alemana creció un 0,1 % en el primer trimestre de 2013 tras registrar una contracción del 0,7 % en el último trimestre de 2012, informó este miércoles la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

La misma fuente confirmó además que el crecimiento del PIB en 2012 fue del 0,7 %.

El débil crecimiento se atribuye a un invierno especialmente duro que hizo disminuir la actividad en varios sectoresEl débil crecimiento del primer trimestre de este año fue atribuido en parte a las consecuencias de un invierno especialmente duro que hizo que disminuyera la actividad en determinados sectores de la economía como la construcción.

Los impulsos positivos vinieron casi exclusivamente del consumo privado, que creció en el primer trimestre del año, después de haber bajado en el último trimestre de 2012.

En las inversiones, en cambio, continuó la tendencia negativa del año anterior.

El comercio internacional no tuvo casi repercusiones en el crecimiento y tanto las exportaciones como las importaciones tuvieron una tendencia a la baja.

En comparación con el mismo periodo del año anterior, el PIB registró una baja del 1,4 % aunque, según Destatis, esto obedece ante todo a que en el primer trimestre de este año hubo más días de fiesta que el primer trimestre de 2012. Prescindiendo de ese efecto, el PIB bajó sólo un 0,2 %.

Francia en recesión

La economía francesa entró formalmente en recesión entre enero y marzo con una segunda caída trimestral consecutiva del 0,2 % de su Producto Interior Bruto (PIB), anunció este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

El retroceso registrado en el primer trimestre se debió tanto a la demanda interna, que amputó una décima del PIB, como al saldo del comercio exterior, que lo redujo en dos décimas, precisó el INSEE en un comunicado.

El único elemento ligeramente positivo fue la variación de existencias de las empresas, que aportó una décima al PIB.

El consumo privado bajó un 0,1% entre marzo y eneroEl consumo privado bajó un 0,1% entre enero y marzo, después de haberse mantenido estable en los tres últimos meses de 2012. El descenso de los gastos en inversión fue más intenso, de un 0,9%.

En cuanto al comercio exterior, las exportaciones siguieron bajando en el primer trimestre (un 0,5% menos después de haberlo hecho un 0,7 % menos entre octubre y diciembre) al tiempo que las importaciones dejaron de retroceder y se recuperaron un ligero 0,1%.

El INSEE recordó que el retroceso del PIB constatado a comienzos de año es el tercero durante los últimos cuatro trimestres, ya que se había registrado un recorte del 0,2% entre abril y junio de 2012, tras el que hubo una subida del 0,1% en los tres meses siguientes.

También indicó que si el crecimiento fuera cero en el segundo, tercer y cuatro trimestre de 2013, el PIB en el conjunto de ese ejercicio se reduciría un 0,3 %.

El Gobierno francés indicó, tras hacerse públicas estas cifras, que mantiene su previsión de crecimiento del 0,1% para 2013.