AUPA acudirá de forma simbólica a la ampliación de capital del Racing

La Asociación Unificada de Pequeños Accionistas (AUPA) del Racing ha acordado en asamblea no acudir a la ampliación de capital que convocará el Club "nada más que de forma simbólica", pues en su opinión, no se dan las circunstancias para establecer una amplia campaña de recolecta que garantice la atomización del accionariado del Racing y superar la etapa Pernía.
Accionistas minoritarios a la espera de entrar en la Junta del Racing
Accionistas minoritarios a la espera de entrar en la Junta del Racing
EUROPA PRESS

La Asociación Unificada de Pequeños Accionistas (AUPA) del Racing ha acordado en asamblea no acudir a la ampliación de capital que convocará el Club "nada más que de forma simbólica", pues en su opinión, no se dan las circunstancias para establecer una amplia campaña de recolecta que garantice la atomización del accionariado del Racing y superar la etapa Pernía.

Por ello recomendarán al racinguismo que, si finalmente se lleva a cabo la ampliación, suscriban "exclusivamente lo necesario, como ejemplo simbólico de compromiso con el Club" y, a la vez, para garantizar la asistencia a futuras juntas, toda vez que se pretende modificar el quórum de asistencia en la convocada para el 13 de junio. La cifra que AUPA recomienda suscribir es de 1,5 euros, que otorga 100.000 acciones.

Según AUPA, los minoritarios ponen en duda toda la operación. Así, dice que el anuncio de convocatoria de Junta pone de manifiesto que se trata de una "operación acordeón" que deja "a prácticamente cero" el valor de todas las acciones, "las de Alí y las de cualquier accionista", lo que mantiene los niveles de participación accionarial actuales.

"No hay nada más que eso, ni siquiera se especifican las fases en las que se produciría la ampliación, y no se garantiza, ni mucho menos, la salida de Alí", destaca AUPA, para quien aportar dinero a una ampliación que es "absolutamente insuficiente" dada la necesidad patrimonial de 25 millones, es "certificar la gestión de un Consejo desacreditado y posibilitar su permanencia para seguir navegando en la catástrofe".

Según AUPA, si Alí Syed quiere renunciar es tan "sencillo" como que retire todas las demandas interpuestas, que pague sus acciones o que ceda su representación a un órgano independiente para que las gestione en tanto en cuanto se supere el conflicto jurídico, como la Fundación. "Sólo así se garantizaría su salida y podrían sentarse las bases de un futuro que aglutinara al racinguismo."

Por otro lado, los minoritarios llaman la atención al Gobierno y a Jacobo Montalvo, los principales perjudicados por la "maquiavélica operación diseñada por Pernía y sus cómplices", y quienes a su juicio, "realmente deben mover ficha".

De producirse la ampliación, explican, el valor de las acciones de Montalvo sería "ínfimo", lo que le convertiría en un actor secundario.

Y respecto al Gobierno, señala que, si como dice pretende recuperar su posición en los tribunales, ha de advertir que, cuando gane su pleito, recuperará la prenda sobre unas acciones que no valdrán nada y, al igual que el caso de Montalvo, con escaso porcentaje de representatividad.

En la reunión se produjo también un intenso debate sobre las opciones de futuro, contemplándose la liquidación de la sociedad como una de las soluciones. Ésta iría aparejada a la resolución del contrato de la marca Racing y la licencia de los derechos federativos de las categorías inferiores, siendo cedidos ambos a la Fundación, tal y como se contempla en el contrato, de manera que se garantice el mantenimiento del Real Racing Club como entidad histórica y referente afectivo y representativo de miles de cántabros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento