Siete inmigrantes subsaharianos, heridos en Melilla en el salto de 70 a la valla con Marruecos

  • La entrada tuvo lugar a las 23 horas del lunes, en la zona de Río Nano.
  • Lo intentaron unos 150, pero solo la mitad consiguieron pasar.
  • La anterior entrada de inmigrantes se produjo el pasado el pasado 25 de abril, cuando unos 200 subsaharianos protagonizaron una entrada masiva.
Valla fronteriza que separa Melilla (derecha) de Marruecos (izquierda).
Valla fronteriza que separa Melilla (derecha) de Marruecos (izquierda).
Á.C.

Un total de siete inmigrantes de origen subsahariano resultaron heridos la pasada noche durante un nuevo asalto a la valla de Melilla, en el que 70 de ellos, de un total de 150 que lo intentaron, todos varones, lograron pasar a la ciudad, según el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani.

Uno de los inmigrantes está herido de consideración y será operado este mismo martes de las heridas sufridas de la mano. Otros tres fueron atendidos de inmediato tras el salto en un centro sanitario y dados de alta y otros en el Hospital Comarcal, entre ellos el que va a ser intervenido.

El Barkani ha lamentado este nuevo salto, que achaca a las mafias de la inmigración, así como a "las distintas circunstancias en países sudafricanos y el abandono de la vía atlántica por las mafias, lo que acentúa la presión migratoria sobre Melilla".

La entrada se produjo en torno a las 23 horas del lunes, en la zona de Río Nano, uno de los puntos habituales utilizados por los inmigrantes. Según apuntan las citadas fuentes, esta zona permite superar con menos dificultades los seis metros de altura de cada una de las dos vallas así como la sirga tridimensional que hay entre ambas y que rodean los nueve kilómetros de perímetro fronterizo.

La intervención de las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes a uno y otro lado de la barrera permitió rechazar a una inmensa mayoría pero unos 70 lograron superar tanto los controles policiales como los obstáculos de las valla, aunque esta cifra podría verse ampliada a medida que vayan apareciendo quienes han logrado entrar.

Una vez consiguen pasar, intentan por todos los medios no ser detenidos para no ser expulsados "en caliente" a Marruecos y así lograr una plaza en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), aunque sea con el expediente de expulsión bajo el brazo.

Sin embargo, son conocedores de que este trámite documental, que suele durar meses e incluso años, muchas veces no puede concluirse ante la negativa de los países a los que dicen pertenecer a admitir las repatriaciones, al no aceptarlos como nacionales propios. Una vez ocurre esto logran su objetivo final que es lograr el traslado a la Península para buscar un futuro en la Unión Europea.

La anterior entrada de inmigrantes a través de la valla se produjo el pasado el pasado 25 de abril cuando unos 200 subsaharianos protagonizaron un asalto masivo y al menos 70 lo consiguieron. Tras esta entrada, se reforzó la vigilancia con la llegada a la ciudad de un Módulo de Intervención Rápida (MIR) de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, procedente de Valencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento