Los vídeos musicales animados siempre han sido un recurso original y atractivo para dar a conocer los temas de una banda. Los estadounidenses Queens of the Stone Age, que publicarán su esperado nuevo álbum en el mes de junio con el título de Like Clockwork, han sido los últimos en optar por los dibujos animados como forma de poner imágenes a su música. Pero hay otros muchos grupos que han brillado con este formato. A continuación indicamos diez de ellos:

Queens of the Stone Age

I Appear Missing es el título de esta canción de la pétrea y robusta formación liderada por el tipo duro Josh Homme, aperitivo de su inminente esperado nuevo trabajo. El videoclip narra una trama áspera y arenosa situada en un nada apetecible desierto poblado de cuervos ávidos de lo que sea.

Pearl Jam

La evolución de los organismos vivos en el planeta y la encarnizada lucha por la dominación mundial, resumida en dinosaurios, primates y homínidos varios. Para que la maquinaria avance unos tienen que ser pisoteados por otros, plantea el grupo liderado por Eddie Vedder en este clip para Do the evolution, una de sus composiciones más celebradas, perteneciente a su disco Yield de 1998. It's evolution baby!

The Killers

Perteneciente a su más reciente referencia discográfica, Battle Born, publicada en 2012, The Killers optaron por la animación para contar la triste historia de Miss Atomic Bomb. Ambientada en el desierto de Nevada con la siempre luminosa ciudad de Las Vegas de fondo, como no podría ser de otra manera estando la banda de Brandon Flowers de por medio.

A-ha

Un absoluto clásico de los videoclips animados, uno de esos trabajos que abrieron camino por ser adelantados a su tiempo y atesorar una innovación fuera de toda duda. Take on me ya era un éxito de la época por sí mismo, pero el apoyo de este vídeo lo convirtió en una de las canciones más recordadas del ya lejano año 1985, sobre todo gracias a ese salto 'to the other side' del vocalista Morten Harket.

Radiohead

Decadente, triste, desesperanzador, absurdo, paranoico y, por supuesto, androide y deshumanizado. Así es el relato a través de imágenes que la banda de Thom Yorke hace del mundo de principios de los noventa, por obra y gracia del animador Magnus Carlsson, para su clásico Paranoid Android de 1997.

Ramones

Si hay un grupo de tipos más que propicios para tener su propia  versión animada, esos son los integrantes de los Ramones, ya personajes de tebeo de por sí en la vida real. Su unión con Spider-man hizo inevitable que la banda neoyorkina abandonara el mundo de carne y hueso para perdurar en nuestras retinas de la manera en que primitivamente fue concebida: dibujada.

Molotov

Siempre respondones y sin miedo a llamar a las cosas por su nombre, Molotov reivindican respeto para su identidad mexicana y ponen del revés a sus vecinos del norte. Pero por favor, tengamos la fiesta en paz y las cosas claras: no les llames frijoleros.

Gorillaz

Damon Albarn (Blur) y Jamie Hewlett crearon en 1998 esta banda virtual integrada por personajes dibujados. Tan conseguidos estaban que llegaron a competir sin complejos en igualdad de condiciones con no pocos músicos con sangre corriendo por su venas. Clint Eastwood es una de sus composiciones más recordadas, con un vídeo cuanto menos impactante.

Daft Punk

El exitoso dúo francés de música electrónica basa su imagen en la incógnita del aspecto de sus integrantes, caracterizados siempre como robots. Por eso la transición de llevar uno de sus mayores éxitos, One more time, hacia el terreno de la animación fue de lo más natural y sencilla.

Pink Floyd

The Wall es en realidad una película entera, dirigida en 1982 por el cineasta británico Alan Parker, basándose en el disco de Pink Floyd del mismo nombre, uno de los más vendidos de la historia. El poder de sus ilustraciones es, en cualquier caso, tan poderoso y evocador que su tema estrella, Another brick on the wall, no podría faltar en una selección como esta.